El entrenador de las Reinas del Caribe, Marcos Kweik, dijo que la competencia de los Juegos Olímpicos fue buena y no se trató de cualquier torneo.

SANTO DOMINGO.- Las Reinas del Caribe regresaron al país por el Aeropuerto Internacional de Las Américas (AILA) luego de participar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

En su llegada se hicieron acompañar por el presidente del Comité Olímpico Dominicano, Antonio Acosta, y el miembro Comité Olímpico Internacional (COI) de la República Dominicana, Luisín Mejía.

La capitana de la selección nacional de voleibol femenino, Prisilla Rivera, dijo que si hubo algo que le faltó al conjunto quizás fue consistencia.

“Te puedo decir, quizás un poco más de consistencia, pero ese equipo estaba difícil. No fue fácil enfrentarse a Estados Unidos”, añadió quien fue la abanderada de la delegación dominicana en los juegos olímpicos de Tokio 2020, que luego de 20 años se retira de la selección nacional.

La capitana citó palabras positivas y de motivación a Noticias SIN que las cosas que tienen realmente valor son con muchos sacrificios, también que salió de un barrio muy humilde y de una familia humilde, y ha tenido oportunidades y logros.

Con las lágrimas dijo, que mientras estuvo en Tokio era una mezcla de todo: “porque son mis últimos juegos olímpicos, habían muchos sentimientos y también estaba lo de ir por una medalla que no se pudo conseguir el pase a jugar en la semifinal, entonces como que fueron muchas cosas juntas que me hicieron al final derrumbarme, pero por otra parte como de felicidad por terminar mi carrera como la estoy terminando entonces como que es un poquito de todo”.

El entrenador de las Reinas del Caribe, Marcos Kweik, dijo que la competencia de los Juegos Olímpicos fue buena y no se trató de cualquier torneo.