El play inaugurado en 1946 presenta un aspecto penoso y las ligas infantiles que lo utilizan no tienen mejores opciones a su alrededor.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Sucio y abandono reinan en el estadio La Normal, instalación que alberga unos mil niños peloteros del norte del Distrito Nacional.

Del estadio La Normal, cuna del béisbol profesional dominicano solo queda el cascarón.

El play inaugurado en 1946 presenta un aspecto penoso y las ligas infantiles que lo utilizan no tienen mejores opciones a su alrededor.

Los sectores más empobrecidos de la parte norte del Distrito Nacional son los que circundan el estadio abandonado a su suerte por las autoridades.

Un sucio acumulado por años, asientos destruidos y un terreno sin grama afean la instalación en la que jugó Jackie Robinson en 1948.

En la larga lista de instalaciones deportivas sin dolientes, el estadio La Normal ocupa un asiento de primera fila.