El panameño de 51 años, considerado el mejor cerrador de todos los tiempos en la Major League Baseball (MLB), se presentó a la Promise Christian Academy.

MANAGUA.- El exlanzador de los Yanquis de Nueva York y miembro del Salón de la Fama de las Grandes Ligas, Mariano Rivera, acudió este sábado a una escuela de Nicaragua, para hablar de Dios y de cómo los niños pueden conquistar sus sueños.

El panameño de 51 años, considerado el mejor cerrador de todos los tiempos en la Major League Baseball (MLB), se presentó a la Promise Christian Academy, de la ciudad de León (noroeste), para brindar charlas motivadoras a estudiantes y profesores, informó el centro.

"Podemos convertir a cada niño en un gran conquistador", dijo Rivera, durante su exposición, de acuerdo con una publicación divulgada por la Academia.

El antiguo lanzador estelar del equipo de béisbol más laureado de la historia dijo a los alumnos que "el deporte es bueno, pero no es para todos, sueña en grande, estudia, prepárate, que todo es posible en Dios", según detalló la Academia.

Los jóvenes y maestros aprovecharon para tomarse fotografías con el icono centroamericano, que inmediatamente se hicieron populares en las redes sociales usadas por los nicaragüenses.

"Su amor por Dios se deja notar en cumplir con su misión de comunicar el mensaje transformador de Jesús", refirió la Academia, en referencia a Rivera.

El derecho visitó Nicaragua "acompañando a su amigo y reverendo David Kim", fundador de la Academia, especificó el centro.

Rivera, el primer pelotero en alcanzar Cooperstown por votación unánime, jugó 19 temporadas con los "Mulos de Manhattan" entre 1995 y 2013.

Como taponero de los "Bombarderos del Bronx", participó en 13 Juegos de Estrellas y ganó cinco veces la Serie Mundial, con el título de Jugador Más Valioso en la de 1999.