Sin embargo, se mantuvo en el puesto de forma interina hasta que a principios del mes pasado Najib Mikati logró formar un nuevo Gobierno.

BEIRUT.- El ex primer ministro libanés Hasan Diab, en el puesto de forma interina hasta hace menos de un mes, negó este lunes cualquier tipo de vinculación actual con una empresa que cofundó en las Islas Vírgenes en 2015 y que ha sido investigada como parte de los papeles de Pandora.

La oficina de Diab reconoció, en un comunicado que el exdirigente cofundó eFuturetech Services hace seis años, pero aseguró que la compañía no funcionó en ningún momento desde su creación hasta que el político "presentó su dimisión de la misma y renunció a sus acciones en 2019".

De acuerdo con los resultados de la investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, difundidos ayer, la empresa es una "sociedad ficticia" dedicada al "comercio general y la consultoría", tiene sede en las Islas Vírgenes y Diab es uno de sus dueños.

La oficina del ex primer ministro aseguró estar "sorprendida por el alboroto inventado y sospechoso en relación a la participación accionaria en una compañía que no funcionó" y se preguntó si el establecimiento de la empresa "va en contra de la ley", así como el porqué de esta "falsificación de los hechos".

Diab tomó posesión para el cargo en enero de 2020 y dimitió junto con su Gabinete en bloque poco después de la explosión que en agosto de ese año causó más de 200 muertos y 6.500 heridos en Beirut, un caso en el que está imputado por negligencia.

Sin embargo, se mantuvo en el puesto de forma interina hasta que a principios del mes pasado Najib Mikati logró formar un nuevo Gobierno.

El multimillonario Mikati, que es primer ministro del Líbano por tercera vez en su carrera, también aparece en los papeles de Pandora por una firma inversora que tiene en Panamá y que supuestamente opera gracias a una segunda empresa suya en Mónaco.