Desde su trágica pérdida en enero de 2020 producto de un accidente en el helicóptero en el que se trasladaba, los artículos de Kobe Bryant registraron un considerable aumento en su cotización. Desde camisetas, zapatillas y otros elementos usados por la estrella de la NBA hasta accesorios personales. Ahora un fanático desembolsó la monstruosa cifra cercana a los 2 millones de dólares por una figurita del basquetbolista.

REDACCIÓN DEPORTIVA.- Desde su trágica pérdida en enero de 2020 producto de un accidente en el helicóptero en el que se trasladaba, los artículos de Kobe Bryant registraron un considerable aumento en su cotización. Desde camisetas, zapatillas y otros elementos usados por la estrella de la NBA hasta accesorios personales.


Ahora un fanático desembolsó la monstruosa cifra cercana a los dos millones de dólares por una figurita del basquetbolista.


Informó el sitio Goldin Auctions de Nueva Jersey, casa que se especializa en la venta de cartas coleccionables, que el fin de semana pasado un hombre pagó exactamente 1.752.000 de dólares por un cromo de Bryant de la temporada 1996/1997 en la que fue rookie.


La oferta mínima en la subasta se había fijado en 250.000 dólares pero los ofertantes hicieron que el precio de la imagen casi imposible de conseguir escalara abruptamente en poco tiempo. Por esta suma la de Bryant se convirtió oficialmente en la décima figurita más cotizada de todos los tiempos. La misma había sido catalogada como “etiqueta negra” y puntuada con un 10 en todos sus aspectos: centrado, bordes, esquinas y superficie.


A pocas semanas de su fallecimiento, el sitio de subastas eBay había registrado hasta un 600 por ciento de aumento en los elementos vinculados a Kobe.


La web de subastas en línea despachó hace poco una estampa de LeBron James de la temporada 2003/2004 como rookie de los Cleveland Cavaliers, firmada, por nada menos que 1.537.500 dólares. Otra pieza cotizada también tuvo a King James como protagonista: pagaron 1.291.500 dólares por una figurita de la temporada 2004/2005 con los Cavaliers firmada y con el logo de la NBA.


Hace poco en una subasta hecha en Scottsdale, Arizona, un amante de Bryant se apoderó de la última toalla con la que se secó la transpiración el día de su retiro de las canchas a cambio de 33.077 dólares.


En lo que respecta a otros deportes, una carta del jugador de fútbol americano Tom Brady firmada en su época de novato alcanzó un récord de 1,32 millones de dólares en PWCC Marketplace.


Un ex beisbolista ostenta la marca más alta de la historia: la figurita de Mickey Mantle del año 1952 se vendió en enero por la suma de 5,2 millones de dólares, dejando atrás a otro beisbolista como Mike Trout, por quien se cotizó su carta autografiada de juvenil en 3,9 millones de dólares en agosto de 2020.


Fuente: Infobae