GUATEMALA.- El presidente de la Federación de Fútbol de Guatemala, Bryan Jiménez, aseguró este miércoles a Efe desde Suiza que el escándalo de corrupción en la FIFA es 'bochornoso' para la entidad y para 'el fútbol mundial'.

"Es una situación lamentable para la FIFA y un tremendo escándalo para el fútbol a nivel mundial", dijo Jiménez en declaraciones desde la nación europea.

Un total de siete dirigentes del organismo fueron detenidos este miércoles en Zúrich, Suiza, a solicitud de una fiscalía de Nueva York, por supuestos sobornos y comisiones al interior del organismo que regula el fútbol a nivel mundial.

"Fue una situación de madrugada. Estamos a un kilómetro del hotel donde estaban los detenidos", subrayó el presidente de la federación guatemalteca.

Jiménez, quien cumple su segundo período en el cargo, calificó lo sucedido como "bochornoso" tanto para la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) como para "el fútbol mundial".

El dirigente guatemalteco exigió además que se castigue a los involucrados si se comprueban "los actos de corrupción", aunque recordó que por el momento son "sospechosos, pero no culpables".

"Cada quien es responsable de sus actos. El dirigente debe mantener la responsabilidad, la transparencia y la honestidad. En otras palabras, el Fair Play", añadió Jiménez, quien descartó cualquier nexo de Guatemala con la red de corrupción.

"Ni Guatemala ni el presidente de la Federación están involucrados en absolutamente nada. Es más, creo que hemos sido un ejemplo durante los seis años como miembros en el Comité de Fair Play de FIFA", concluyó el guatemalteco.