En la batería el dominicano Fernando Tatis Jr. sigue demoledor en la ofensiva al pegar grand slam, un jonrón y remolcar seis carreras

ESTADOS UNIDOS.- El mexicanoJulio Urías consiguió una hazaña poco común al lanzar joya de pelota y además remolcar tres carreras con dos imparables, acaparando los reflectores en la jornada de las Grandes Ligas al ser el pelotero latinoamericano más destacado.

En la batería el dominicano Fernando Tatis Jr. sigue demoledor en la ofensiva al pegar grand slam, un jonrón y remolcar seis carreras.

Urías se acreditó la victoria e impulsó tres carreras para los Dodgers de Los Ángeles, que superaron por paliza de 11-5 a los Gigantes de San Francisco.

El lanzador zurdo de los Dodgers ha declarado que es complicado batear a nivel de Grandes Ligas, pero esta vez además de mantener a los Gigantes fuera de balance desde el montículo, hizo daño poco común en la caja de bateo con un par de imparables, remolcando tres carreras.

El mexicano estuvo casi perfecto con el bate al pegar dos veces en tres viajes a la caja de bateo, remolcó tres notaciones y pisó una vez la goma del plato.

En el segundo episodio conectó doble al jardín derecho, llevando a la goma al guardabosques Yoshi Tsutsugo y al primera base Matt Beaty.

En la tercera conectó sencillo al cuadro y empujó la carrera de Beaty, su tercera impulsada en el partido.

Desde el montículo, Urías (7-1) lanzó seis episodios, permitió tres imparables, cuadrangular y dos carreras, y ponchó a 10 rivales después de realizar 89 envíos, 60 de strike, contra 21 bateadores, y dejó en 3.03 su efectividad.

Urías no permitió un corredor hasta que Mike Tauchman pegó sencillo al cuadro con un "out" en el sexto.

El lanzador venció a San Francisco por primera vez en 10 aperturas en su carrera y 16 apariciones después de tres no decisiones la pasada temporada.

Con dos imparables en el día, Urías ya ha marcado récord personal con cuatro esta temporada. Tuvo su tercero de ponches de dos dígitos del año.

Tatis Jr. conectó dos jonrones, incluido grand slam de 447 pies, y remolcó seis carreras para los Padres de San Diego, que vencieron 9-2 a los Marineros de Seattle.

El jugador estelar de 22 años generó en el "Petco Park" un frenesí cuando conectó un lanzamiento a la cuenta de 1-0 el jardín central con un out en el séptimo episodio.

Para el dominicano fue su decimotercer jonrón esta temporada y el segundo grand slam de su carrera. El primero lo pegó el pasado 17 de agosto en Texas.

También aportó vuelacercas de 135 metros en la segunda y un sencillo que empujó la carrera de la ventaja en un racimo de tres en la sexta y su segundo jonrón fue el hit número 200 de su carrera.

El dominicano tiene 11 imparables, incluidos cuatro jonrones, y 12 impulsadas en cuatro partidos de limpieza de bateo desde que regresó el miércoles de la lista de lesionados de Covid-19.

El guardabosques cubano Adolis García pegó sencillo al cuadro en el décimo episodio y marcó la victoria de los Vigilantes de Texas por 3-2 sobre los Astros de Houston.

Con sencillo en la décima, García llevó a la timbradora a Nick Solak, dando la victoria a los Vigilantes.

Fue el segundo hit que finaliza el partido en el décimo episodio en la serie de tres para García después de un jonrón de tres carreras en el primero.

El cubano también conectó de vuelta completa dos veces durante la victoria del sábado 8-4.

El abridor Zack Wheeler ponchó a 12 y losFilis de Filadelfia pusieron fin a una racha de cuatro juegos perdidos, venciendo 6-2 a los Medias Rojas de Boston, para quienes el antesalista dominicano Rafael Devers conectó jonrón.

Devers (13) mandó la pelota a la calle en el noveno, solo, contra el cerrador Archie Bradley, sin outs en el episodio.

El guardabosques dominicano Franchy Cordero (1) también se voló la barda en el octavo episodio, sin corredores en circulación.

El parador en corto puertorriqueño Javier Báez conectó de vuelta completa bueno para dos anotaciones en el décimo y los Cachorros de Chicago derrotaron 2-1 a los Cardenales de San Luis.

En la décima entrada Báez (11) mandó la pelota a la calle ante el cerrador Alex Reyes, con un corredor por delante y selló el triunfo.

El bateador designado dominicano Carlos Santana mandó la pelota al otro lado de la barda con batazo bueno para dos carreras y los Reales de Kansas City derrotaron 3-2 a los Tigres de Detroit.

Santana (9) pegó de vuelta completa en el noveno episodio, con un compañero por delante y selló la victoria de los Reales.

El dominicano superó los lanzamientos del cerrador Michael Fulmer, toletazo de 135 metros por todo lo alto del jardín central, con el segunda base Whit Merrifield en los senderos.