Sin embargo, el pasado 11 de abril fue nuevamente noticia en el mundo tras su derrota en el Masters 1000 de Montecarlo ante Jordan Thompson luego de cometer 74 errores no forzados y declarar

ARGENTINA.- Benoit Paire había sido noticia varias veces alrededor del mundo durante las últimas semanas. No había sido su magnífico estilo de juego lo que lo había colocado en el centro de las miradas: fueron sus conflictivas actitudes dentro de las canchas. El tenista protagonizó distintos altercados en Buenos Aires y Montecarlo, recibió advertencias desde los distintos organismos de control pero repitió su accionar. ¿El resultado? Sufrió una sanción histórica y no podrá clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio.

 

La decisión la comunicó la Federación Francesa de Tenis durante las últimas horas y toma como sustento para tamaño castigo dos hechos puntuales: su repudiable paso por el Argentina Open durante los primeros días de marzo y lo hecho días atrás en el Masters 1000 de Montecarlo.

 

“Se estableció excluir a Benoit Paire de una posible selección para los Juegos de Tokio. Tras dejar al jugador la opción de reaccionar, lo que hizo de forma constructiva, el Comex confirmó su decisión durante su reunión del 23 de abril de 2021. Por tanto, Benoit Paire no podría ser seleccionado para representar a Francia en los Juegos que comenzarán en el mes de julio”, detalló la FFT tras un extenso comunicado donde dejan en claro que el deportista “no puede cumplir con los requisitos para participar en los Juegos Olímpicos” que establecen los distintos organismos involucrados.

 

“Su comportamiento, profundamente inadecuado desde principios de año, socava gravemente los valores del deporte, como el tenis, y es totalmente incompatible con el espíritu olímpico. Repito, es deber de cada jugador y de cada jugador de alto nivel respetar los valores de nuestro deporte y les corresponde ser ejemplares dentro y fuera de la cancha, especialmente frente a los jóvenes de nuestro país”, fue la tajante definición del presidente de la FFT Gilles Moretton, quien se apoyó en la consulta que realizó con Sebastien Grosejan, el ex tenista que actualmente comanda el equipo local de Copa Davis desde 2018.

 

La fundamentación que presentó la entidad inicia su descargo en el partido ante el argentino Francisco Cerúndolo durante la segunda ronda del ATP de Buenos Aires: “Benoit Paire se comportó de manera antideportiva e inadecuada tanto en la cancha como afuera”. Por entonces, había discutido con el umpire antes de escupir en la cancha como modo de protesta y jugar sin esfuerzo el último game. Para colmo, se lo vio en una fiesta horas más tarde sin respetar los protocolos sanitarios.

 

Sin embargo, aclararon que “este comportamiento no fue aislado” ya que el comité de ética de la FFT también evaluó episodios previos como roturas de raquetas y otros actos controvertidos.

 

Por entonces, el presidente de la FFT había tenido una conversación con el jugador de 31 años para recordarle “que los jugadores profesionales tienen el deber de respetar los valores del deporte y el tenis”. Paire se había disculpado e incluso reconoció su comportamiento inapropiado. Este último accionar le había evitado un castigo.

 

Sin embargo, el pasado 11 de abril fue nuevamente noticia en el mundo tras su derrota en el Masters 1000 de Montecarlo ante Jordan Thompson luego de cometer 74 errores no forzados y declarar: “Me importa un carajo, pelee o no pelee. Dicen que es Montecarlo, pero estamos jugando en un ambiente triste. Así es, el circuito se ha podrido. Este año es la atmósfera de un cementerio. Tomé 12.000 euros para estar en un hotel tranquilo, luego me voy a casa”.

 

La FFT calificó esas frases en la conferencia de prensa como palabras “poco éticas” y alejadas de “los valores del tenis”. “No sólo indignó a toda la familia del tenis, sino que conmocionó mucho más allá”, aseguraron. A partir de allí, decidieron profundizar la investigación que finalmente decantó en este histórico castigo porque consideraron: “Estos comportamientos inapropiados, antideportivos y repetitivos, provenientes de un jugador de alto nivel, son inadmisibles y afectan muy negativamente la imagen y los valores del deporte en general y del tenis en particular”.

 

Independientemente de que Paire ya no podrá ser parte de la esperada cita olímpica en Japón, la Federación le abrirá sus puertas para brindarle contención y dejaron en su descargo un particular análisis: “Se ofreció el apoyo a Benoit Paire para ayudarlo a superar el período actual, que obviamente está atravesando de manera particularmente difícil, para que pueda recuperar la serenidad, la confianza y el placer de jugar y demostrar un comportamiento irreprochable en el futuro, digno de su talento”.

 

A los 31 años, Paire se ubica en el 35° lugar del ranking ATP y es la cuarta mejor raqueta de su país detrás de Gael Monfils (15°), Ugo Humbert (31°) y Adrian Mannarino (34°). A comienzos de 2016 había escalado hasta el 18° puesto, consiguiendo así el mejor momento de su carrera. Con tres títulos y seis finales en singles sobre su espalda, está transitando un año complejo: ganó un solo partido sobre diez presentaciones.

 

En los JJOO de 2016, Paire estuvo presente y se despidió tras caer en segunda ronda ante el italiano Fabio Fognini. Este año, la cita que se celebrará en Japón se desarrollará entre el 24 de julio y el 1 de agosto en el Ariake Tennis Park de Tokio, según Infobae.