Habían muchos rivales, 18 países y solamente clasificaban 5 botes de los 18 y ahí el país pudo conseguir  la plaza dentro de los primeros 5.

BONAO.-Como pez en el agua se siente el dominicano Ignacio Vásquezcuando practica remo, deporte con el que consiguió un pasaje para los Juegos Olímpicos de Tokio. ¡El sueño de todo atleta!

Habían muchos rivales, 18 países y solamente clasificaban 5 botes de los 18 y ahí el país pudo conseguir  la plaza dentro de los primeros 5.

Con apenas 22 años rompió parámetros: República Dominicana nunca había clasificado en esa disciplina que por más de 100 años ha sido parte de las Olimpiadas. En el país empezó a practicarse en el 2003.

“Sentadillas, pechadas así, saltico de rana como muchos dicen que eso fortalece la pierna y eso fue lo que tuvimos haciendo durante un año y pico. Ahora ya puede practicar en el agua, trabaja duro, de lunes a sábados, de 5am a 6pm”, manifestó Vásquez.

Han pasado cinco años desde que el deportista criollo tuvo su primer encuentro con el remo, al participar como público de unos juegos escolares. Antes como muchos jóvenes dominicanos soñaba con el bate, la pelota y el guante.

Sobre las aguas de la Presa de Rincón, en su nativo pueblo Bonao, Ignacio construye el sueño de por primera vez conquistar en la historia conquistar una medalla para el país.

“No importa que sea pobre, que sea rico, no importa lo que sea, pero se puede lograr, si ponen empeño y le da motivación a las cosas y cada día se esfuerza más y pone empeño, las cosas se pueden lograr”, expresó el atleta.

La alegría le brota por los poros a su madre, quien migró a New York para darle mejor vida a su humilde familia. Es mi inspiración, esa es la que me ha apoyado en mi deporte a mí, ni la pandemia lo ha detenido en su meta, debido al confinamiento, entrenaba en casa.

“Eso es como un orgullo, mi corazón mientras más entrenamiento va pasando va sintiendo mucho más orgulloso por presentar nuestro país. La verdad es que me siento muy orgulloso como entrenador, nos hemos metido a la pelea junto a países que tienen mucha tradición”, dijo  Brayan Chalas, entrenador de Vásquez