Los futbolistas de la selección iraní no cantaron el himno de su país antes del partido del mundial de Qatar 2022 frente a Inglaterra, que perdieron 6-2, pero sí lo hicieron ante Gales el viernes.

Teherán.- Las autoridades judiciales iraníes liberarán a 715 presos con motivo de la victoria 2-0 en el encuentro Irán-Gales del Mundial de fútbol en Catar del viernes, entre ellos personas detenidas en las protestas que sacuden el país.

La medida fue anunciada este lunes por el jefe del Poder Judicial de Irán, Gholamhosein Mohseni Ejei, para celebrar “la orgullosa victoria del equipo nacional de fútbol”, informó Mizan, agencia de noticias de la Judicatura iraní.

Los 715 presos que serán liberados de 12 prisiones del país, y solo afectará a reos que no estén encarcelados por atacar a personal de seguridad, quemado propiedades privadas o quemado coranes.

Sin embargo, se liberará a personas detenidas durante “los recientes eventos” del país, en una aparente referencia a las protestas que sacuden Irán desde mediados de septiembre.

Irán vive protestas desde la muerte el 16 de septiembre de Masha Amini tras ser detenida tres días antes por la Policía de la moral por llevar mal puesto el velo islámico, que están siendo duramente reprimidas por la fuerzas de seguridad.

Las revueltas comenzaron por la muerte de la joven kurda de 22 años, pero han evolucionado y ahora los manifestantes piden el fin de la República Islámica fundada por el ayatolá Ruholá Jomeiní en 1979.

Más de 300 personas han muerto en la represión policial y al menos 2 mil han sido acusadas de diversos delitos por su participación en las mismas, de las que seis han sido condenadas a muerte hasta ahora.

Las movilizaciones han ensombrecido a la selección de fútbol de Irán y a sus jugadores, atrapados entre quienes les exigen que se unan a las movilizaciones con gestos simbólicos y quienes les acusan de traidores cuando lo hacen.

Así, los futbolistas de la selección iraní no cantaron el himno de su país antes del partido del mundial de Qatar 2022 frente a Inglaterra, que perdieron 6-2, pero sí lo hicieron ante Gales el viernes.

Irán se juega mañana el paso a octavos ante Estados Unidos, su mayor archienemigo geopolítico desde 1979, año del triunfo de la Revolución Islámica.