Gallo aportó un par de dobles que lo dejaron al frente de la ofensiva de los Yanquis.

REDACCIÓN DEPORTIVA.- El jardinero izquierdo Joey Gallo consiguió su primer cuadrangular con el uniforme de los Yanquis, un batazo de tres carreras que significó la ventaja en la séptima entrada, y Nueva York ganó 5-3 a los Marineros de Seattle.

Gallo, quien llegó al compromiso bateando de 23-2 en seis juegos desde que los Yanquis lo adquirieron en un canje con Texas, encontró un slider de Paul Sewald (6-3), con cuenta de 1-0, y envió la pelota apenas por encima del pórtico del jardín derecho.

Tras observar que la bola había pasado junto al poste de foul, Gallo comenzó a trotar por las bases. Desde el dugout, saludó al público, que siguió coreando su nombre hasta que se ubicó en el jardín izquierdo para la octava entrada.

Además, Gallo aportó un par de dobles que lo dejaron al frente de la ofensiva de los Yanquis.

Su vigésimo sexto cuadrangular de la temporada ayudó a que los Yanquis ganaran por sexta ocasión en siete duelos. Nueva York quedó 10 partidos encima de la marca de 500, la mejor que ha tenido en la campaña.

Tanto los Yanquis como los Marineros persiguen los boletos de comodín que les permitan estar en los playoffs en la Liga Americana, que actualmente están en manos de Boston y Oakland.

Chad Green (5-5) lanzó dos entradas como relevista para llevarse el triunfo.

El cerrador cubano Aroldis Chapman permitió que dos adversarios se embasaran en el noveno, pero retiró a Mitch Haniger con un largo elevado al bosque izquierdo, para lograr su vigésimo tercer salvamento en 27 oportunidades.