El coste de los Juegos pudo ser reducido gracias a varias medidas de simplificación del evento y a lo que se ahorró con la casi ausencia de espectadores en los recintos, según precisaron los organizadores en un comunicado.

Redacción Internacional.- Los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio-2020, disputados el pasado verano (boreal) a puerta cerrada a causa de la pandemia, costaron el equivalente a 11.300 millones de euros (12.750 millones de dólares), lo que supone un poco menos de la estimación precedente, según el último cálculo de los organizadores anunciado en la capital nipona.

La factura del doble evento deportivo planetario, que tuvo que ser aplazado un año a causa del covid-19, se cifra así en 1,46 billones de yenes, según esta estimación oficial presentada este miércoles, un coste inferior a los 1,64 billones de yenes (12.900 millones de euros al cambio actual) citados en diciembre de 2020.

En todo caso representa casi el doble de los 734.000 millones de yenes inicialmente previstos por la candidatura de Tokio en 2013.

El coste de los Juegos pudo ser reducido gracias a varias medidas de simplificación del evento y a lo que se ahorró con la casi ausencia de espectadores en los recintos, según precisaron los organizadores en un comunicado.

Pero las puertas cerradas privaron a Tokio-2020 de cerca de 90.000 millones de yenes en venta de entradas.

La organización de los Juegos Olímpicos de Tokio se vio afectada desde la designación de la capital nipona como sede olímpica en 2013 por una serie de polémicas respecto a su coste.

Los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, aplazados un año en marzo de 2020, se disputaron finalmente entre julio y septiembre de 2021 a pesar de la oposición de la mayoría de los japoneses, reflejada en diferentes encuestas, mientras el país vivía el apogeo de la pandemia.

Los deportistas olímpicos y paralímpicos nipones lograron un total de 58 medallas, de las que 27 fueron de oro, lo que supuso la mayor cosecha de metales en la historia del país.