Un total de 153 de los 298 casos entregados a las organizaciones antidopaje no han sido afectados por la supuesta manipulación de datos del antiguo Laboratorio de Moscú, dijo la AMA en un comunicado, acusación que Rusia por otra parte siempre ha negado.

MOSCÚ.- La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) ha concluido su investigación sobre 298 atletas rusos sospechosos de dopaje y ha entregado los resultados a 28 organizaciones antidopaje, incluidas 27 federaciones internacionales y una organización de grandes eventos para que determinen si deben tomar medidas.

El equipo de Inteligencia e Investigaciones de la AMA identificó a ese grupo de atletas el año pasado tras sendas visitas efectuadas a Rusia para recuperar y volver a analizar los datos y las muestras del Laboratorio de Moscú, mediante la investigación McLaren de 2016 y otras pruebas claves que permitieron a la organización construir un caso contra el país por una trama de dopaje institucionalizado.

Un total de 153 de los 298 casos entregados a las organizaciones antidopaje no han sido afectados por la supuesta manipulación de datos del antiguo Laboratorio de Moscú, dijo la AMA en un comunicado, acusación que Rusia por otra parte siempre ha negado.

De esta manera, tal y como ya había indicado la AMA previamente, los "retoques" implican a 145 atletas, casi el 50 %.

El presidente de la AMA, Witold Banka, sostuvo que "este no es el fin del camino", dado que "aún están en curso más análisis de las muestras recuperadas del antiguo Laboratorio de Moscú", que ya han "descubierto 57 casos que se encuentran en la fase de gestión de resultados".

Señaló que la rusa ha sido la investigación "más compleja en la historia de la lucha contra el dopaje", dado que los expertos tuvieron que analizar y revisar por ejemplo 24 terabytes de datos.

La AMA explicó además que revisará y abordará las pruebas con cada organización antidopaje a la que ha entregado la información y también analizará las decisiones que tomen.

Aseguró que, de no estar conforme con las decisiones, las recurrirá, incluso ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

También puede, en caso de que no se tomen las decisiones en un periodo razonable de tiempo, acudir directamente al TAS.

En diciembre pasado la AMA condenó al deporte ruso a cuatro años de aislamiento internacional, plazo durante el que no podrá competir ni en los Juegos Olímpicos ni en los Mundiales, incluido el de fútbol de Catar 2022, al considerar no conforme con el Código Mundial Antidopaje a la agencia antidopaje rusa (RUSADA).

Como parte de estas consecuencias, los atletas de Rusia sólo podrán participar en esos campeonatos cuando puedan demostrar que no están implicados en la investigación.