Todo lo contrario de lo que sucedió con el alero estrella de Los Ángeles Lakers, LeBron James, que participó en toda una promoción comercial de una marca de tequila y la NBA consideró que no había violado ningún protocolo.

HOUSTON.- El pívot letón Kristaps Porzingis, de los Mavericks de Dallas, ha sido multado con 50.000 dólares por la NBA al considerar que su presencia en un club en Los Ángeles, el pasado domingo, violó los protocolos de salud y seguridad covid-19 de la liga.

Todo lo contrario de lo que sucedió con el alero estrella de Los Ángeles Lakers, LeBron James, que participó en toda una promoción comercial de una marca de tequila y la NBA consideró que no había violado ningún protocolo.

Ante las críticas que la NBA ha recibido inmediatamente a través de la redes sociales al considerar que James se ha convertido en un "intocable" como en su día lo fue Michael Jordan, la oficina del comisionado ha tenido que ofrecer su "versión" de la decisión que no ha convencido a nadie.

Las reglas de la NBA evitan que los jugadores vayan a clubes, bares o salones independientemente del estado de vacunación, sin especificar tampoco si se trata de socializar a nivel personal o se trata de una promoción de imagen y comercial en la que siempre se mueve James, sin importar la causa que defienda.

Los protocolos de la liga ofrecen más libertades a los jugadores vacunados, pero estos no pueden ir a clubes, bares o salones independientemente del estado de vacunación.

Su asistencia no se consideró un riesgo en términos de propagación de covid-19, según los expertos médicos que consultó la liga, por lo que no necesitará ponerlo en cuarentena.

Ante esta evidencia y las fuertes críticas recibidas, la NBA ha tratado de "justificar", sin argumentos objetivos, que la participación de James en la promoción de la pasada semana, que fue igualmente una clara violación a los protocolos covid-19, sin que tuviese multa y pudiese jugar todos los partidos de playoffs, se daban otros elementos.

En el comunicado dado a conocer por la NBA, la liga explica que los dos casos son diferentes.

"Si bien comprendemos la inclinación a comparar este incidente con las violaciones del protocolo por parte de otros jugadores, incluido James, esos hechos son muy diferentes", argumenta la NBA.

De acuerdo a la liga, la estrella de los Lakers asistió brevemente a un evento al aire libre relacionado con una actividad comercial individual donde todos debían vacunarse o presentar una prueba covid-19 negativa.

"La liga revisa cada posible violación del protocolo caso por caso, determina las cuarentenas e impone medidas disciplinarias en función de los hechos y circunstancias individuales de cada asunto", concluye la argumentación de la NBA en la que no deja ninguna duda que su decisión final no se basará no solo en los hechos de las posibles violaciones sino en la "discrecionalidad" de la liga.

De ahí, que por un lado hayan visto que Porzingis violó los protocolos y por eso recibe la multa, pero a la vez no han querido suspenderlo con un partido.

Por lo que podrá jugar esta noche ante Los Ángeles Clippers en el segundo partido de la serie de la primera ronda que los Mavericks disputan contra los Clippers y en la que tienen ventaja de 1-0 al mejor de siete, ahora con la de campo a su favor.

Esta no es la primera vez que Porzingis se salta las reglas de covid-19. El pasado julio, en la burbuja de Orlando, no jugó un partido de preparación a los playoffs porque se perdió una prueba de covid-19, sin que su ausencia afectara a los Mavericks.

Pero ahora la NBA después de haber sido "permisiva" con James volvió a utilizar a Porzingis como "ejemplo" para el resto de los jugadores, pero con todo lo que hay en juego en los playoffs ya no se atrevió a ir más lejos, con una suspensión que hubiese sido letal para su "imagen" de imparcialidad.