Los Lakers de Los Án­geles avanzaron a una fi­nal de conferencia por pri­mera vez en una década, conjurando la sequía más larga en la historia de la franquicia.

Los Lakers de Los Án­geles avanzaron a una fi­nal de conferencia por pri­mera vez en una década, conjurando la sequía más larga en la historia de la franquicia.


LeBron James regresará a esas instancias, de las que se había ausentado desde 2018. Para los estándares del astro, eso también po­dría considerarse una se­quía.


James anotó 29 pun­tos y los Lakers apabullaron el sábado 119-96 a los Roc­kets de Houston en el quin­to encuentro de la serie en la “burbuja” de Walt Disney World.


Los Ángeles avanzó a la final del Oeste por pri­mera ocasión desde 2010.


“Esta es la razón por la que yo quería ser parte de esta franquicia, para llevar­la de regreso al lugar que acostumbraba ocupar y pa­ra que compitiera por un campeonato”, dijo James.


“Es un honor para mí usar el púrpura y el dora­do. Simplemente tratare­mos de continuar con este legado”.