Los Angeles Lakers, muy mermados por las ausencias de Marc Gasol, Anthony Davis y Kyle Kuzma, tiraron de orgullo hoy para plantar cara a los Phoenix Suns pero finalmente cayeron ante uno de los equipos más en forma de la liga (104-114).

ESTADOS UNIDOS.- Los Angeles Lakers, muy mermados por las ausencias de Marc Gasol, Anthony Davis y Kyle Kuzma, tiraron de orgullo hoy para plantar cara a los Phoenix Suns pero finalmente cayeron ante uno de los equipos más en forma de la liga (104-114).


Con esta victoria de prestigio en el Staples Center de Los Ángeles, los Suns (23-11) ascendieron al segundo puesto de la Conferencia Oeste y por delante de los Lakers (24-12), que dormirán hoy en el tercer escalón.


Ambos siguen a bastante distancia de los líderes del Oeste, los Utah Jazz, que tienen el mejor balance de la liga con 27 victorias y 8 derrotas.


La baja de Marc Gasol por el protocolo del coronavirus se conoció a primera hora de la tarde y lastró totalmente la rotación interior de los angelinos, de por sí limitada por la lesión de Anthony Davis desde mediados de febrero.


Las malas noticias para los Lakers continuaron hasta muy poco de empezar su duelo ante los Suns, ya que con el partido a punto de comenzar se supo que Kyle Kuzma tampoco estaría disponible por molestias en el talón.


Con este panorama, LeBron James se echó el equipo a la espalda y logró 38 puntos (16 de 24 en tiros), 5 rebotes, 6 asistencias, 2 robos y un tapón frente a 3 pérdidas.


Los Lakers, que se mantuvieron pegados a los Suns durante todo el partido y que solo se rindieron en los últimos minutos, contaron con las notables aportaciones de Dennis Schroder (17 puntos), Talen Horton-Tucker (16 puntos) y Markieff Morris (12 puntos).


Sin embargo, echaron en falta un mayor acierto de Montrezl Harrell (6 puntos y 2 rebotes), el pívot titular ante las ausencias de Gasol y Davis pero que no pudo adueñarse de la pintura.


Los Suns, que han ganado 15 de los últimos 18 partidos, tampoco tuvieron una noche apacible puesto que Devin Booker fue expulsado por dos faltas técnicas a mediados del tercer cuarto.


La estrella de los de Phoenix llevaba 17 puntos cuando tuvo que marcharse al vestuario.


En cualquier caso, los visitantes no perdieron la calma y presumieron de estupendos recursos corales para anotarse el triunfo con Dario Saric (21 puntos), Mikal Bridges (19 puntos), Deandre Ayton (17 puntos) y Jae Crowder (15 puntos).


Chris Paul solo consiguió 8 puntos (al descanso aún no había anotado), pero repartió 10 asistencias.


El partido fue espeso, sufrido, de ataques largos, faltas constantes y también polémica arbitral, ya que, además de la expulsión de Booker, también recibieron técnicas Lebron James y el entrenador angelino Frank Vogel.


Los Suns manejaron el marcador durante prácticamente toda la velada, pero solo en los instantes finales consiguieron superar los diez puntos de ventaja para despejar cualquier fantasma de remontada.


Una de las claves de su victoria fue la puntería desde el triple (16 de 29 en tiros para 55,2 % de acierto), un apartado en el que los Lakers no brillaron (11 de 31 para 35,5 %).


Los Lakers disputarán el miércoles ante los Sacramento Kings su último compromiso antes del parón del All-Star del domingo, mientras que los Suns jugarán el jueves ante los Golden State Warriors.