Mattingly, de 60 años, está en su sexta temporada con los Marlins y entró el jueves con un récord de 345-446 con la organización.

REDACCIÓN DEPORTIVA.- La continuidad del manejador Don Mattingly al frente de los Marlins de Miami está asegurada una temporada más después de que el equipo confirmara este jueves que se queda con la opción para que siga en la temporada del 2022.

La gerente general de los Marlins, Kim Ng, fue la encargada de anunciar la continuidad de Mattingly durante la trasmisión por televisión de Bally Sports Florida del juego de Miami ante los Dodgers de Los Angeles.

Ng destacó que ambas partes tenían la opción mutua de la continuidad de Mattingly y todo está ya cerrado.

"Hemos ejercido nuestra parte del contrato y Donnie ha dicho que quiere regresar para 2022", declaró Ng. "Así que estamos muy emocionados con eso".

Mattingly, de 60 años, está en su sexta temporada con los Marlins y entró el jueves con un récord de 345-446 con la organización. Es el piloto con más victorias y más tiempo en el cargo en la historia de la franquicia de los Marlins.

Miami tiene marca de 38-47 esta temporada después de su sorprendente carrera hacia la postemporada el año pasado con Mattingly, quien fue nombrado Manejador del Año de la Liga Nacional después de guiar al club a un récord de 31-29 y una aparición en la Serie Divisional de la Liga Nacional durante la temporada acortada por la pandemia del coronavirus.

"Donnie se ha mantenido estable al timón, y creo que ese es uno de sus mayores atributos", destacó Ng el jueves. "Es increíblemente paciente. Creo que tiene una gran habilidad con los jugadores jóvenes. Es muy positivo con ellos".

Los Marlins han sufrido lesiones en varios jugadores clave esta temporada, incluido el jardinero estrella, el dominicano Starling Marte, el tercera base veterano Brian Anderson y la promesa de pitcheo el lanzador dominicano Sixto Sánchez.

Mattingly, seis veces All-Star y MVP de la Liga Americana durante su carrera como jugador con los Yanquis de Nueva York, Mattingly también dirigió a los Dodgers durante cinco temporadas, de 2011 a 2015, con marca de 446-363 y llegando a la postemporada en tres oportunidades.