Irving y los Nets explicaron además que trabajarán con la Liga Antidifamación, una organización benéfica dedicada a combatir el antisemitismo.

Nueva York.- Los Brooklyn Nets anunciaron este jueves la suspensión sin sueldo de Kyrie Irving durante al menos cinco partidos por promover una película antisemita y, posteriormente, negarse a pedir perdón por ello de manera clara y rotunda.

La franquicia neoyorquina dijo en un comunicado que durante los últimos días han hecho "repetidos intentos" por trabajar con Irving para que "entendiera el daño y el peligro de sus palabras y acciones, que empezaron con él publicitando una película que contenía un odio antisemita profundamente perturbador".

"Nos dejó consternados que hoy, cuando tuvo una oportunidad ante los medios, Kyrie rechazó decir de manera inequívoca que no tiene creencias antisemitas y que tampoco reconoció el material especialmente odioso de la película. Esta no fue la primera vez que tuvo la oportunidad -y la desperdició- para aclararlo", añadió el equipo.

Los Nets aseguraron que esa conducta "va con tras valores" de la franquicia y señalaron que Irving, en estos momentos, no está en condiciones de estar asociado con el conjunto.

"Hemos decidido que Kyrie cumpla una suspensión sin sueldo hasta que cumpla una serie de medidas objetivas y reparadoras que aborden el dañino impacto de su conducta y el periodo de suspensión no será inferior a cinco partidos", cerraron los Nets.

EL CONTEXTO DE LA POLÉMICA

Irving, que en el pasado ha tenido otras controversias como su negativa a vacunarse del coronavirus, publicó la semana pasada en su cuenta de Twitter, con 4,5 millones de seguidores, un enlace de Amazon a la película "Hebrews to Negroes: Wake Up Black America" (2018).

Esta cinta está basada en un libro del mismo título publicado en 2015 que, según la revista Rolling Stone, incluye multitud de afirmaciones antisemitas como que "muchos judíos famosos" han "admitido" que rezan a "Satán o Lucifer".

En su descripción de Amazon, la cinta asegura "descubrir la verdadera identidad de los Hijos de Israel".

La promoción de esta película por parte de Irving recibió duras críticas de los Nets, la NBA y el sindicato de jugadores de la liga.

El pasado sábado, Irving aseguró que "la etiqueta de antisemita" que se le está dando "no refleja la realidad" y que no quería faltar al respeto a ninguna fe religiosa.

"Soy 'omnista' y no quería faltar al respeto a la fe religiosa de nadie. La etiqueta de 'antisemita' que se me está dando no está justificada y no refleja la realidad en la que vivo a diario. Acepto y quiero aprender de todos los caminos de la vida y de las religiones", escribió en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, el jugador de los Nets se encaró poco después en una rueda de prensa con un periodista que le preguntó las razones de esa promoción.

"No me deshumanices. Soy un ser humano, puedo escribir lo que quiero (en redes sociales), así que dilo y cállate así pasamos a la próxima pregunta", afirmó entonces.

Este miércoles, Irving y los Nets anunciaron que donarán cada uno medio millón de dólares a "causas y organizaciones que trabajen para erradicar el odio y la intolerancia".

"Me opongo a todas las formas de odio y opresión", aseguró el base.

"Soy consciente del impacto negativo que tuvo mi publicación en la comunidad judía y asumo la responsabilidad. No creo que todo lo que se dice en el documental sea verdadero o que refleje mi moral y principios (...). No quise causar daño a ningún grupo, raza o religión", agregó.

Irving y los Nets explicaron además que trabajarán con la Liga Antidifamación, una organización benéfica dedicada a combatir el antisemitismo.

Sin embargo, el comisionado de la NBA, Adam Silver, este mostró este jueves su decepción al ver que Irving no se había disculpado de manera explícita.

"Kyrie Irving tomó la insensata decisión de publicar un enlace (en Twitter) a una película que contiene material profundamente ofensivo y antisemita", dijo Silver.

"Aunque apreciamos el hecho de que haya acordado trabajar con los Brooklyn Nets y la Liga Antidifamación para combatir el antisemitismo y otras formas de discriminación, estoy decepcionado de que no haya ofrecido una disculpa incondicional y, más específicamente, que no haya denunciado el contenido vil y dañino de la película que él eligió promover", añadió.

Horas después, Irving compareció esta tarde ante los medios pero tampoco pidió perdón de manera rotunda y clara, un gesto que agotó la paciencia de los Nets y que llevó finalmente a su suspensión.