En la corte, los abogados dijeron que la pareja estaba en proceso de divorcio. Genesis Ozuna fue arrestada por un cargo de violencia doméstica en Miami hace un año

ATLANTA.- El jugador  de los Bravos de Atlanta, Marcell Ozuna, recibió este lunes una fianza de $US20.000 dólares por cargos de asalto agravado por estrangulamiento y agresión contra su esposa.

Ozuna fue encarcelado el sábado después de que oficiales de policía en el suburbio de Sandy Springs en Atlanta dijeron que lo vieron atacar a su esposa, Génesis, mientras respondía a una llamada al 911.

Durante su comparecencia inicial en el Tribunal de Primera Instancia del condado de Fulton, se ordenó a Ozuna que no tuviera contacto con su esposa. Se esperaba que saliera de la cárcel más tarde el lunes.

En la corte, los abogados dijeron que la pareja estaba en proceso de divorcio. Genesis Ozuna fue arrestada por un cargo de violencia doméstica en Miami hace un año.

El estrangulamiento por asalto agravado, del que Marcell Ozuna fue acusado, según los registros de la cárcel del condado de Fulton, es un delito grave en Georgia y conlleva un mínimo de un año y hasta 20 años de prisión si se le declara culpable.

Un comunicado del Departamento de Policía de Sandy Springs dijo que los oficiales entraron a una casa donde la puerta principal estaba abierta y escucharon gritos desde adentro. Los oficiales dijeron que vieron a Ozuna agarrar a su esposa por el cuello y arrojarla contra una pared, además de golpearla con un yeso en la mano izquierda lesionada.

La policía dijo que la víctima tenía heridas visibles pero que no fue llevada al hospital.

Ozuna podría enfrentar una larga suspensión por parte de la Major League Baseball, que planea revisar el asunto bajo la política conjunta de violencia doméstica vigente entre MLB y el sindicato de jugadores.

Ya estaba en la lista de lesionados y esperaba estar fuera por más de un mes luego de dislocarse dos dedos de su mano izquierda mientras se deslizaba durante un juego en Boston la semana pasada. Se lo vio con un tono amarillo brillante en el video de su aparición en la corte.

Ozuna volvió a firmar con Atlanta después de una primera temporada estelar con los Bravos en 2020, y acordó un contrato de cuatro años y 65 millones de dólares. Bateó .338, lideró la Liga Nacional con 18 jonrones y 56 carreras impulsadas, y terminó sexto en la votación al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

Ozuna también se convirtió en un favorito de los fanáticos con sus coloridas celebraciones, que incluyen selfies simulados después de los jonrones y un gesto con la mano que agita la olla para resaltar grandes éxitos.

Tuvo un comienzo lento esta temporada, bateando solo .213 con siete jonrones y 26 carreras impulsadas en el momento de su lesión. Según  el Orlando Sentinel.