Estas fueron las palabras de la pesista en su primera entrevista al llegar al país, tras competir en la categoría Halterofilia de los 87 kilogramos femenino.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-La medallista de bronce en los Juegos Olímpicos en Tokio, Crismery Santana, expresó que se siente agradecida con Dios por la oportunidad de lograr competir y ser merecedora de este éxito.

“Para mi fue una experiencia muy bonita, es mi primero Juegos Olímpicos, Dios me da la oportunidad de coger una medalla de bronce, para mi significa mucho, porque yo siento que estoy haciendo el sueño realidad de muchas mujeres que han pasado por Juegos Olímpicos y que se han tenido que retirar sin ese sueño, yo siento que estoy haciendo el sueño realidad de ellas y de mi deporte también, a las mujeres que han pasado comparto este logro”.

Estas fueron las palabras de la pesista en su primera entrevista al llegar al país, tras competir en la categoría Halterofilia de los 87 kilogramos femenino.

“De verdad que, me sentí muy emocionada, le di muchas gracias a Dios, me hinqué, oré; de verdad que lloré de felicidad de obtener una medalla, pensé en mi país, pensé en todo el esfuerzo que hemos venido trabajando, los entrenadores, valió la pena tanto esfuerzo y sacrificio que ha hecho la federación”, expresó.

Fue la tercera medalla para la República Dominicana en estos Juegos Olímpicos con lo que el país hace historia y consigue el mayor total en sus participaciones olímpicas.

Es la segunda medalla que obtiene la Halterofilia de República Dominicana en Tokio luego de la plata obtenida el sábado pasado de Zacarías Bonat.

La disciplina de pesas nunca había obtenido medallas en unos Juegos Olímpicos y en Tokio ya tiene dos, y marca hasta este momento ser el deporte más exitoso del país en esta justa deportiva.