Dos goles similares de Leo Messi y Antoine Griezmann dan una ventaja en el descanso de 2-1 al Barcelona ante el Huesca, que marcó mediante un penalti transformado por Rafa Mir al borde del descanso (m.49+).

BARCELONA.-Dos goles similares de Leo Messi y Antoine Griezmann dan una ventaja en el descanso de 2-1 al Barcelona ante el Huesca, que marcó mediante un penalti transformado por Rafa Mir al borde del descanso (m.49+).


El jugador argentino se deshizo de Jorge Pulido en el minuto 13 al borde del área antes de ejecutar un disparo que se coló por la escuadra derecha de Álvaro Fernández. Por el mismo lugar de la portería entró el lanzamiento de Antoine Griezmann desde el borde del área en el 35.


Rafa Mir acortó distancias en el 49+ desde el punto de penalti.