El primer cuadrangular de la noche de Sanó voló 372 pies por todo lo alto del jardín izquierdo; el segundo fue de 418 pies sobre la barda del jardín central, y en el tercero desapareció la pelota entre los jardines derecho y central, volando 412 pies.

ESTADOS UNIDOS.- El primera base dominicano Miguel Sanó pegó tres jonrones, uno de ellos bueno para dos carreras, y los Mellizos de Minnesota derrotaron por 5-4 a los Medias Blancas de Chicago. Sanó (6) empezó el castigo contra los Medias Blancas en el cuarto episodio al botarle la pelota al abridor Lance Lynn, sin corredores en el camino.

El dominicano mantuvo a explosividad de su tolete durante el juego y en el sexto episodio volvió a encontrar los disparos que le lanzaba Lynn y le botó la pelota del campo, nuevamente solitario, cuando el serpentinero buscaba el tercer out en la entrada.

Para cerrar con broche de oro, Sanó, que pegó casi perfecto 3 de 4, que terminó con cuatro empujadas y tres anotadas, volvió a conectar cuadrangular en el octavo episodio.

El tercer vuelacercas de Sanó lo pegó contra el trabajo del relevo Aaron Bummer, con un corredor por delante.

El primer cuadrangular de la noche de Sanó voló 372 pies por todo lo alto del jardín izquierdo; el segundo fue de 418 pies sobre la barda del jardín central, y en el tercero desapareció la pelota entre los jardines derecho y central, volando 412 pies.

La victoria se la acreditó el cerrador Taylor Rogers (1-2) en un episodio.

Por los Medias Blancas el receptor cubano Yasmani Grandal (5) también conectó vuelacercas en el tercer episodio, con un corredor en base.

La derrota la cargó Bummer (0-2) en un episodio.