Mo Farah. Fuente externa

REDACCIÓN DE DEPORTES,- Mo Farah, una de las grandes figuras del atletismo universal del momento, multicampeón mundial y europeo, acabó con la maldición británica en la Great North Run al convertirse en el primer corredor de su país que logra el triunfo en Newcastle en 29 años.

Farah, que paró el cronómetro en una hora justa, venció en un emocionante esprint con el keniano Mike Kigen para establecer un nuevo récord británico de medio maratón.

Ambos se jugaron el triunfo en solitario y aventajaron en un minuto y 35 segundos al también keniano Stephen Kiprotich, que cerró el podio.

En la prueba femenina, la keniana Mary Keitany, ganadora del maratón de Londres de 2012, estableció un nuevo récord de la prueba con un tiempo de 1h05:39. La británica Gemma Steel fue segunda con 1h08.13