"Estoy en cuartos de final sin perder un solo set, no me puedo quejar", agregó el español, que sin embargo dijo que "hacía mucho viento", lo que complica el partido.

PARÍS.- El español Rafael Nadal aseguró que sus sensaciones "van a mejor", tras lograr el pase a cuartos de final de Roland Garros, aunque señaló que las condiciones meteorológicas siguen siendo difíciles, ya que se sumó el viento al frío.


"Las cosas siguen con un clima complicado. Pero cuando el torneo avanza mis sensaciones van a mejor, me siento con más confianza y eso se nota en los entrenamientos. Lo afronto con la máxima ilusión para encarar los cuartos de final", señaló Nadal tras derrotar al estadounidense Sebastian Korda por 6-1, 6-1 y 6-2.


"Estoy en cuartos de final sin perder un solo set, no me puedo quejar", agregó el español, que sin embargo dijo que "hacía mucho viento", lo que complica el partido.


A ello se sumó, según su relato, que por vez primera en esta edición salió el sol, lo que hace que una parte de la pista quede en sombra con la nueva estructura de la pista Philippe Chatrier, una diferencia con respecto a sus 12 títulos anteriores.


"Pero mi discurso no ha cambiado ni va a cambiar, voy a estar con todos los sentidos al cien por cien para darme las mayores condiciones posibles de ganar el torneo", señaló.


"Ha sido una semana muy positiva, he ganado cuatro partidos sin sufrir mucho, el nivel de juego ha estado bastante bien. Pero viene una parte complicada del torneo, espero estar bien, tengo la máxima predeterminación para dar el máximo y estar competitivo al cien por cien", dijo.


El español no restó importancia a lo logrado hasta ahora, aunque los rivales no eran de mucha entidad.


"Llegar a cuartos de final, aunque lo demos por supuesto, no es tan sencillo. Este año va por camino positivo, pero se va a complicar", señaló.


Nadal envió un mensaje de ánimo al suizo Roger Federer, que acaba de mostrar su intención de estar de vuelta para el próximo Abierto de Australia y con quien dijo tener un contacto regular.


"He hablado estos meses con él muchísimo. Sé que está mejor y ojalá que vuelva lo antes posible. No nos quedan 10 años de Federer y no es bueno tener fuera a es uno de los máximos iconos de nuestro deporte. Que esté en pista es bueno para todos", señaló.