Madrid.- Rafael Nadal señaló al término del partido solidario "Unidos por la Infancia", disputado en la Caja Mágica de Madrid y en el que se impuso al suizo Roger Federer, por 7-6 (3), 4-6 y 6-1, que acciones como ésta sirven para que el mundo sea mejor.

"El calendario no ha sido fácil, pero se ha hecho realidad nuestro sueño", dijo Nadal. "No es fácil ver a los dos jugadores del mundo en una pista así, y estos encuentros han servido para olvidar nuestra rivalidad, que no existe realmente. Es un claro ejemplo para la sociedad y nosotros hemos aportado nuestro granito de arena para que el mundo sea mejor".

"Quiero agradecer a Federer que esta tarde haya estado con nosotros. Es un gran gesto que ha servido para recaudar fondos para los niños que lo necesitan y demuestra en su caso la clase de persona que es", añadió Nadal.

"Para mí ha sido una satisfacción enorme comprobar como la gente se ha volcado por nuestra causa. Gracias a Madrid, que siempre se vuelca con todo y que siempre estará en mi corazón", dijo el número uno del mundo.

"Estoy muy feliz por estar aquí y ayudar a Rafa con su fundación como él hizo lo mismo ayer con la mía en Zurich", comentó por su parte Federer.

"Hoy me he sentido tratado aquí con mucho respeto y cariño. Por eso quiero dar las gracias a la familia de Rafa que me ha hecho sentirme aquí como en casa, y al público, que ha hecho posible que no quedase ni una sola entrada por vender".