Nike contrató a abogados de la firma Cooley LLP para comenzar la investigación en 2019

BRASIL.- Uno de los grandes impactos comerciales en el mundo del deporte del último tiempo ocurrió a fines del año pasado cuando Neymar, uno de los futbolistas más rentables del planeta, rompió su vínculo con Nike y firmó un contrato de patrocinio con la empresa PUMA. Se especuló con que la pandemia de COVID-19 podría haber afectado su acuerdo pero finalmente salió a la luz un escándalo sexual.

Según informó la compañía, la ruptura con el astro brasileño es porque “se negó a cooperar en una investigación de buena fe sobre acusaciones creíbles de actos indebidos por parte de una empleada”, confirmando la información avanzada por el diario The Wall Street Journal (WSJ).

Este medio reveló que una empleada de Nike le detalló en 2018 a sus amigos y algunos colegas dentro de la empresa que Neymar intentó obligarla a practicar sexo oral en 2016 mientras estaba en su habitación de hotel en Nueva York. Recién en 2019, la empleada expresó su deseo de abrir una investigación en torno a su denuncia.

Todo ocurrió hace cinco años. Neymar viajó a Nueva York a fines de mayo del 2016 para encabezar uno de los grandes lanzamientos en su carrera: el jugador brasileño, que en esa época tenía 24 años, se trasladó a suelo estadounidense para presentar un calzado cuyo diseño estaba inspirado en un modelo de zapatillas utilizadas por Michael Jordan. La trabajadora de Nike que hizo la denuncia habría trabajado en la coordinación y la logística de estos eventos promocionales.

En una de las noches que el futbolista estuvo allí, hubo un evento en el club nocturno Up & Down en el que también estuvo la leyenda de la NBA y otras celebridades. “Pasada la medianoche, en la madrugada del 2 de junio, el personal del hotel le pidió a la mujer junto con otro empleado de Nike que ayudaran a Neymar, que parecía estar ebrio, a llegar a su habitación del hotel. Ella contó que cuando la dejaron brevemente sola en la habitación con Neymar, él se quitó la ropa interior y trató de obligarla a practicarle sexo oral. Dijo que Neymar trató de impedir que saliera de la habitación y luego la persiguió por el pasillo del hotel mientras aún estaba desnudo”, informó en su artículo el diario The Wall Street Journal (WSJ).

Años más tarde, durante un foro creado por Nike para permitir que trabajadoras de la firma “compartieran experiencias y preocupaciones”, la presunta víctima de Neymar decidió revelar que el jugador del Paris Saint Germain, quien por entonces todavía estaba en el FC Barcelona, la quiso forzar a tener sexo en la habitación del hotel en el que se hospedaba.

En este viaje previo a disputar los Juegos Olímpicos de Rio con la selección de Brasil, Ney aprovechó para pasar unos días junto a gente de su círculo íntimo en la Gran Manzana y realizó actividades de marketing con su patrocinador de ese entonces. Una de esas acciones consistió en visitar el Citi Field, estadio de los New York Mets, equipo de las Grandes Ligas de Béisbol (MLB) estadounidense.

Nike contrató a abogados de la firma Cooley LLP para comenzar la investigación en 2019. En agosto de 2020, sin que ninguna de las partes diera a conocer los motivos, rompieron una relación comercial que había comenzado cuando Neymar tenía solamente 13 años.

“La investigación no fue concluyente. No ha surgido ningún conjunto de hechos que nos permita dictaminar sobre los méritos del caso. Sería inapropiado que Nike hiciera una acusación”, informaron desde la compañía.

Por su parte, el portavoz de Neymar aseguró en un comunicado que “Neymar Jr. se defenderá enérgicamente de estos ataques sin fundamento en caso de que se presente alguna denuncia, lo que hasta ahora no ha sucedido”. Y afirmó que las dos partes se habían separado por razones comerciales, a pesar de haber estado en conversaciones desde 2019. “Es muy extraño que un caso supuestamente sucedido en 2016, con denuncias hechas por una empleada de Nike, no se haya revelado hasta ahora”, argumentaron.

Se creyó que su traspaso a PUMA era para resaltar su figura cool, ya que la marca tiene embajadores con gran impacto en redes sociales como Rihanna o Jay Z. O que la idea de Neymar era posicionarse junto a grandes leyendas como Pelé, Diego Maradona o Johan Cruyff, o incluso el velocista jamaiquino Usain Bolt. Pero al parecer se trata de otro escándalo que deja golpeada su imagen. Según Infobae.