Mientras los Tigres aporreaban al pitcheo de los Azulejos en su victoria por 8-2 el jueves en el Joker Marchant Stadium, otra potencial pieza clave de su ofensiva estaba en los campos traseros entrenando con otros miembros del club que no fueron parte del roster para el partido.


FLORIDA .–Mientras los Tigres aporreaban al pitcheo de los Azulejos en su victoria por 8-2 el jueves en el Joker Marchant Stadium, otra potencial pieza clave de su ofensiva estaba en los campos traseros entrenando con otros miembros del club que no fueron parte del roster para el partido.


Fue la primera práctica formal para el dominicano Nomar Mazara, quien oficialmente recibió el visto bueno para sumarse al campamento de los Tigres la mañana del jueves tras someterse a una serie de exámenes obligatorios. Su arribo se había visto retrasado por problemas de visas y de viaje.


Mazara enfrentó a lanzadores en vivo, incluyendo al colombiano Julio Teherán y al venezolano Franklin Pérez. También realizó prácticas de bateo normal y trabajó en los jardines. El manager de los Tigres, A.J. Hinch, espera que pueda ponerlo a jugar el domingo en otro duelo contra los Azulejos.


“Quizás como bateador designado, o un par de innings en los jardines, pero él debe de ser capaz de manejar eso”, dijo Hinch. “Está en tremenda forma”.


Los Tigres firmaron a Mazara por un año y US$1,750,000 el 12 de febrero, justo antes de que iniciaran los entrenamientos, para contar con un bate zurdo en el lineup. El toletero de 25 años comenzó su carrera con tres campañas seguidas dando 20 jonrones o más y otra temporada de 19 bambinazos en el 2019, antes de dar un solo cuadrangular con los Medias Blancas el año pasado, en el que bateó .228 con OPS de .589, según MLB.COM