REDACCIÓN.- El noruego Daniel-Andre Tande se convirtió de forma sorprendente en el primer líder de la Copa del Mundo de saltos de trampolín de esquí nórdico al ganar este domingo la prueba disputada en la rampa alemana de Klingenthal.

Tande, de 21 años, y cuyo mejor resultado hasta el momento era un quinto, saltó 142 y 140 metros y medio; y sumó 263,7 puntos, 2,1 más que el esloveno Peter Prevc, que fue segundo este domingo al saltar 139 y 138 metros.

En tercera posición concluyó el alemán Severin Freund, último ganador de la Copa del Mundo de saltos de trampolín, que, con dos saltos de 134 y 132 metros, sumó 249,5 puntos.