La mayoría de dominicanos elegibles para este tipo de acuerdo alcanzaron a firmarlo, siendo el más fructífero el de Juan Soto.

REDACCIÓN.- Prácticamente todos los quisqueyanos, con contadas excepciones, elegibles para un acuerdo que cerrara la posibilidad de un conflicto arbitral alcanzaron fructíferos acuerdos con sus equipos.

La “fecha límite” para que peloteros profesionales y los equipos de MLB llegaran a un acuerdo que evite un posible conflicto en arbitraje salarial ha transcurrido y un elevado número de peloteros logró establecer su salario para 2022. Sin embargo, unos 31 jugadores tendrán que verse las caras próximamente con sus equipos en audiencias frente a árbitros, salvo que lleguen a un acuerdo antes de la fecha, lo cual es completamente posible.

 

En términos generales, la fecha límite fue positiva para los jugadores quisqueyanos. La enorme mayoría de dominicanos elegibles para este tipo de acuerdo alcanzaron a firmarlo, siendo el más fructífero el de Juan Soto,quien para 2022 jugará por 17.1 millones de dólares (récord para dominicanos). Otras estrellas como Vladimir Guerrero Jr. y Rafael Devers, también aceptaron buenos salarios para la etapa de su carrera en que se encuentran, lo que les evita posibles conflictos.

Solamente dos peloteros dominicanos (de 31 en total) no llegaron a acuerdos con sus equipos y parecen destinados a dirimir sus conflictos ante un árbitro. Gary Sánchez, recientemente adquirido por Minnesota Twins y el jardinero Víctor Robles de Washington Nationals, tendrán que esperar para definir su salario de cara a la temporada 2022.

 

Sin embargo, contando a Soto (17.1 MDD), Guerrero Jr. (7.9 MDD) y Devers (11.2 MDD), un total de dieciséis de los dieciocho dominicanos elegibles para arbitraje salarial, alcanzaron un acuerdo con sus respectivos equipos.

 

El lanzador Reynaldo López y Chicago White Sox acordaron por 2.63 millones de dólares, mientras que el también serpentinero, Luis Castillo y sus Cincinnati Reds establecieron 7.35 millones de dólares como salario para 2022. De su lado, el campocorto Amed Rosario y Cleveland Guardians fijaron 4.95 millones de salario para evitar arbitraje, así como Jeimer Candelario y Detroit Tigers acordaron por 5.8 millones.

El relevista de Houston Astros, Rafael Montero, tendrá un salario de 2.73 millones de dólares para 2022, mientras que Framber Valdez logró tres millones de dólares en su primer año de arbitraje con el referido equipo. Por otra parte, el campocorto Adalberto Mondesí jugará para Kansas City Royals por tres millones en 2022. Willy Adames y Milwaukee Brewers evitaron el arbitraje salarial al acordar un salario de 4.6 millones de dólares, mientras que Miguel Castro y New York Mets lo evitaron al pactar por 2.62 millones.

El tercera base y jardinero izquierdo de New York Yankees, Miguel Andújar, acordó por 1.3 millones de dólares para 2022. Frankie Montás, lanzador de Oakland Athletics, devengará un salario de 5.03 millones. De su lado, Manuel Margot de Tampa Bay Rays jugará por un salario de 5.6 millones de dólares. Finalmente, Teoscar Hernández y Toronto Blue Jays evitaron el arbitraje salarial al acordar por 10.65 millones en su segundo año de elegibilidad (suma más alta para quienes alcanzaron acuerdo para 2022).

En total, los dominicanos que accedieron a acuerdos que evitaron arbitraje salarial acumularon, aproximadamente, unos 96.26 millones de dólares.