Los Cardenales no juegan desde el 29 de julio debido a varias pruebas positivas de coronavirus. El equipo anunció previamente que había devuelto 13 pruebas positivas de su grupo itinerante, y siete de ellas provenían de jugadores.

REDACCIÓN DEPORTES.- El primer partido de la serie del viernes entre losChicago Cubs y los St. Louis Cardinals ha sido pospuesto luego de que se conociera al menos una prueba positiva de COVID-19 más en el camerino de St. Louis.

Los Cardenales no juegan desde el 29 de julio debido a varias pruebas positivas de coronavirus. El equipo anunció previamente que había devuelto 13 pruebas positivas de su grupo itinerante, y siete de ellas provenían de jugadores.

Los Cardinals habían regresado al campo para entrenamientos ligeros el miércoles después de recibir autorización para viajar de regreso a St. Louis desde Milwaukee el martes por la noche.

Entre los jugadores que confirmaron que dieron positivo por COVID-19 estaban dos Todos Estrellas, el receptor Yadier Molina y Paul DeJong. El estelar lanzador derecho Carlos Martínez también entró en la lista de lesionados, aunque no se dio ninguna razón. Los jugadores del cuadro Rangel Ravelo y Edmundo Sosa y los relevistas Junior Fernández y Kodi Whitley también han sido identificados como positivos.

El mánager de los Cardinals, Mike Shildt, dijo a principios de esta semana que todavía existe cierta incertidumbre sobre cómo el virus se extendió por el camerino, pero los Cardinals creen que fue introducido por alguien asintomático que entró en contacto con el equipo.

El portal The Athletic informó por primera vez que se había pospuesto el partido del viernes.