Gerard Piqué.

Barcelona.- El defensa del FC Barcelona Gerard Piqué se ha tomado con buen humor los silbidos recibidos a lo largo de todo el encuentro España-Costa Rica en el "Reino de León", porque, según ha explicado, "cada uno es libre de pitar y expresarse como crea conveniente", después de que fuera abucheado cada vez que tocaba el balón tras entrar en el terreno de juego en lugar de Sergio Ramos.

Ante la pregunta de los periodistas sobre las causas de esta reacción del público leonés, el jugador catalán ha afirmado: "No tengo ni idea, yo solo intento hacer mi trabajo y no me afecta, porque también ha habido otras personas que me han aplaudido".

Piqué, en el mismo tono desenfadado, ha insistido en que "volvería a decir lo que dije -en relación a la alusión al cantante Kevin Roldan y su actuación en el cumpleaños de Cristiano Ronaldo, porque es una simple tontería y no me importa la posible repercusión ya que cada uno es libre de pensar como quiera".

El jugador "culé" ha recalcado: "Me pareció gracioso la verdad y es que lo es. Yo me lo pasé bomba", sin retractarse de sus palabras en la fiesta barcelonista.

En todo caso, el defensa internacional ha vuelto a reiterar su compromiso con el combinado nacional y ha afirmado que estará siempre que le llamen.