Davis fue indefendible en los dos primeros partidos. Acumula 66 puntos en 78 minutos con 26 de 41 en el tiro, un 63,4% de acierto.

El 2-0 a favor de Los Angeles Lakers pone por delante al equipo angelino en una comoda posición. Tienen a LeBron James y Anthony Davis como base, por supuesto, son dos de los cinco mejores jugadores del planeta. Pero además tienen en Frank Vogel y su equipo de asistentes, entre ellos el mítico Jason Kidd, uno de los mejores cuerpos técnicos de la NBA. Pese a ser mejorable, la plantilla ofrece jugadores intensos, inteligentes y de diferentes perfiles. Poner el 3-0 supondría la alegría de los aficionados angelinos, pero también pondría la serie al borde de la culminación.


En la previa de la eliminatoria, el principal motivo para estar ansiosos era este, el cruce de dos de los mejores y más especiales pivotes de la competición. Sin embargo, Anthony Davis y Bam Adebayo apenas se vieron las caras en el Juego 1. La parte más esperada, la del ataque de AD contra la defensa de Bam Bam, solo dejó una situación clara entre ellos. Y en el Juego 2 Adebayo no jugó por lesión.


Estamos tratando de lograr algo y solo tienes que ir a otro nivel", dijo Erik Spoelstra. "Me encantan muchas de las cosas, la forma en que competimos esta noche, pero creo que otro nivel nos habría puesto en una posición para tener una oportunidad real al final y eso es lo que queremos".


Davis fue indefendible en los dos primeros partidos. Acumula 66 puntos en 78 minutos con 26 de 41 en el tiro, un 63,4% de acierto. Desde la media distancia anota más del 50% de sus intentos, cifra obscena para cualquier mortal, pero algo sencillo para un monstruo de estas dimensiones. Porque El Uniceja también entra en el molde de "unicornio", ese término empleado desde hace años para definir a los jóvenes de nueva generación tan especiales.


Será importante seguir el dolor de Adebayo y cómo le condiciona. Quizás no pueda con AD, que está en el mayor estado de gracia de toda su carrera. Sin embargo, Miami solo le pedirá a Bam que consiga evitar varias canastas sencillas del pívot rival y, sobre todo, que sea su baluarte en la pintura para evitar que se vayan 3-0. Los Lakers se convirtieron en el Game 2 en el primer equipo en 20 años con más de 50 puntos en la zona (56) por encima del 70% en tiro (76) en un duelo de Playoffs. Adebayo es la única opción para evitar la máxima destrucción. No hay alternativa. La zona sin él es un parche.


La intensidad de los Lakers


Los mejores Lakers son los que defienden, corren y tienen a Rajon Rondo en cancha. Las presencias de James y Davis son innegociables, mientras sus complementos varían. Los que más minutos suman en los primeros partidos ante Miami son Kentavious Caldwell-Pope, Danny Green, el propio Rondo y Alex Caruso. Ya por debajo están Kyle Kuzma, Markieff Morris y Dwight Howard.