Rivera agradeció a Dios por haberle dado la oportunidad de representar el país.

REDACCIÓN DEPORTIVA.- La capitana de la Selección Nacional de Voleibol, Prisilla Rivera, publicó un mensaje en su cuenta de Instagram  donde confiesa que soñaba con ganar una medalla olímpica y que nunca pensó que su carrera terminara de tal manera, esto tras el equipo perder ante Estados Unidos y culminar su participación en Tokio.

“Les confieso que jamás pensé que mi carrera terminaría de esta manera, siempre soñé con ganar esa medalla olímpica sin importar el color, no pude obtenerla en estos mis últimos Juegos Olímpicos, pero lo cierto es que el respeto, el cariño el apoyo, que he recibido y seguiré recibiendo por parte de ustedes tiene para mí un valor incalculable y esa para mi será mi medalla”, escribió Rivera.

La abandera de la delegación dominicana expresó que después de más de 20 años en las diferentes categorías del proyecto nacional de voleibol femenino de la República Dominicana y de haber aportado todo de su parte llegó el momento de decir adiós.

“Después de más de 20 años en las diferentes categorías del proyecto nacional de voleibol femenino de la República Dominicana y de haber dado absolutamente todo de mí, incluso en ocasiones hasta más de lo que se me exigió, llega el momento de decir adiós con cierta nostalgia porque cuando amas lo qué haces como yo he amado este deporte, representar mi patria y mi gente es imposible no sentir esa punzada en el corazón”, posteo Prisilla.

Dijo que seguirá representando el país, pero en otras funciones, asumiendo otro rol y que jamás se alejará de la familia que eligió (Voleibol).

Rivera agradeció a Dios por haberle dado la oportunidad de representar el país, por no permitir que desistiera, por darle fuerzas, sabiduría y capacidad de tomar las decisiones correctas en los momentos de angustia.

Concluyó su mensaje recordando que participará en la Copa Panamericana que se será celebrada en Santo Domingo en el mes de septiembre.

“Nos veremos en la copa en septiembre para despedirme en mi casa, con mi público, con mi familia y llevar esa bandera en mi pecho, escuchar y cantar una última vez nuestro himno nacional dentro de la cancha”, terminó diciendo la veterana atleta.