Entre los demás que se encontraban en la tómbola también se encuentran su compatriota Sammy Sosa que alcanzó 73 votos para un total de 18.5% y Alex Rodríguez, quien llegó a 135 votos para un total del 34.3%.

SANTO DOMINGO.- Treinta expeloteros de Grandes Ligas era la cantidad que se disputaba este 2022 un pase al Salón de la Fama de Cooperstown, pero el único que llegó a la meta con un 77.9% de los votos fue el Big Papi, David Ortiz.

Entre los otros expeloteros que se encontraban en la tómbola también se encuentran su compatriota Sammy Sosa que alcanzó 73 votos para un total de 18.5%, Alex Rodríguez, quien llegó a 135 votos para un total del 34.3%, Manny Ramírez que alcanzó 114 votos para un 28.9%.

Los jugadores son elegidos para el Salón siempre que estén nombrados en el 75 por ciento de las papeletas emitidas por miembros votantes elegibles de la BBWAA. Con 394 boletas enviadas en las elecciones de 2022, incluidos seis espacios en blanco, los candidatos necesitaban un total de 296 votos para ser elegidos.

Ortiz fue el único de los 30 candidatos en alcanzar ese umbral con 307 votos, lo que representó el 77,9 por ciento del electorado. Será homenajeado durante el fin de semana de inducción del 22 al 25 de julio en el Clark Sports Center en Cooperstown, Nueva York, junto con seis exjugadores elegidos en diciembre por dos comités Eras: Bud Fowler, Gil Hodges, Jim Kaat, Minnie Miñoso, Tony Oliva y Buck. O'Neil.

Ortiz, de 46 años, fue canjeado por los Marineros de Seattle y liberado por los Mellizos de Minnesota antes de embarcarse en una carrera extraordinaria en Boston, donde jugó en equipos campeones en 2004, 2007 y 2013.

Ortiz bateó .455 con tres jonrones y 14 carreras impulsadas en 14 juegos de la Serie Mundial y fue el MVP en 2013 cuando bateó .688 con dos jonrones y seis carreras impulsadas en 16 turnos al bate.

Ortiz, ocho veces ganador del Premio Edgar Martínez como bateador designado sobresaliente, conectó 541 jonrones entre sus 2,472 hits en 20 temporadas. El 10 veces All-Star y siete veces ganador del Silver Slugger lideró la Liga Americana en carreras impulsadas tres veces, y sus 1,192 extrabases lo ubican en el octavo lugar de todos los tiempos. Ortiz tuvo una de las mejores temporadas finales de cualquier jugador cuando en 2016 a los 40 años bateó. 315 con 38 jonrones y cifras altas en la liga en dobles (48), carreras impulsadas (127), porcentaje de slugging (.620) y OPS (1.021).

Los únicos jugadores además de Ortiz que fueron nombrados en más de la mitad de las boletas fueron el jardinero Barry Bonds con 260 votos (66 por ciento), el lanzador Roger Clemens con 257 (65.2), el antesalista Scott Rolen con 249 (63.2), el lanzador Curt Schilling con 231 (58.6), el primera base Todd Helton con 205 (52.0) y el relevista Billy Wagner con 201 (51.0).

Schilling había obtenido la mayor cantidad de votos en las elecciones de 2021 cuando ningún jugador logró la pluralidad del 75 por ciento con 285 votos de los 401 emitidos (71,1). Tuvo 54 votos menos en las elecciones de este año. Fue su última temporada en la boleta como también lo fue para Bonds, Clemens y el jardinero Sammy Sosa, quienes sumaron 73 votos (18.5). Sus casos ahora volverán al Comité de Reseña Histórica para su consideración en el Comité de la Era del Juego de Hoy, que se reunirá en diciembre en las Reuniones de Invierno en San Diego.

Los candidatos pueden permanecer en la boleta de la BBWAA hasta por 10 años, siempre que figuren en al menos el cinco por ciento de las boletas emitidas.