SANTO DOMINGO, República Dominicana.-  Los púgiles dominicanos mantuvieron este miércoles el dominio de la XXXI Copa Independencia Internacional de Boxeo que se celebra en Santiago con la participación de nueve países y cuya cartelera estuvo dedicad póstumamente al propulsor Rafael -Papo- Cruz.

En los 64 kilogramos, el dominicano Jackson Maríñez le ganó a William Rashierd, de Bahamas, por decisión de los jueces 3-0 y el santiguense Delvis Vargas triunfó por descalificación en el segundo asalto sobre el haitiano Volmen Wildens, a quien le propinaba una soberana paliza.

Otra victoria dominicana se produjo cuando Wáscar Ramírez le ganó un reñido combate 2-1, al ecuatoriano Jonathan Valarenzo, en los 64 kilogramos.

En uno de los combates más disputados, donde el golpeo de ambos pugilistas no tuvo descanso, el santiaguense Ramón López derrotó por decisión dividida, 3-2, al brasileño Lucas Martins, en los 75 kilogramos.

Asimismo, en los 64 kilogramos, el norteamericano, Abraham Nova, derrotó por no presentación al mexicano Juan Pablo Romero Marín y en los 75 kilogramos Marcos Quiroz, de Ecuador, venció por 3-0, al santiaguense Rafael Fernández.

En los 75 kilos, el mexicano Misael Uriel Rodríguez Oliva le ganó por nocaut técnico en el tercer asalto al haitiano Jean Catalony.

La cartelera de hoy rindió un homenaje póstumo al propulsor deportivo, Rafael -Papo- Cruz, quien hizo historia en el deporte de Santiago, sobretodo en el boxeo aficionado y profesional.

El presidente de la Sala Capitular de la Alcaldía de Santiago, Rafael -Papito- Cruz, hijo del homenajeado, recibió, junto a otros familiares, una placa de reconocimiento que entregaron miembros del Comité Organizador de la justa.