Según los datos más recientes del Ministerio de Salud, un récord de 1.214 pacientes de covid requerían asistencia respiratoria en el país hasta este miércoles

TOKIO.- Las prefecturas que rodean a Tokio han dicho que no tienen intención de reservar camas de hospital y dar así trato preferente a los atletas y personal de los Juegos Olímpicos que den positivo en covid durante la celebración del evento.

El gobernador de Chiba (al este de Tokio), Toshihito Kumagai, dijo este jueves que no permitirá que "camas preciadas para pacientes de covid en la prefectura" sean ocupadas por personas vinculadas a los Juegos y pidió a los organizadores que se abstengan de usar recursos médicos en el territorio en medio de un resurgimiento de contagios.

Kumagai habló en estos términos al ser preguntado en una rueda de prensa por los planes de los organizadores de Tokio 2020 de colaborar con unos 30 hospitales de la capital y sus alrededores para cubrir las necesidades de los participantes de la competición.

Horas más tarde, el gobernador de Saitama (al norte de Tokio), Motohiro Ono, dijo al ser preguntado al respecto que tratarán a los positivos surgidos entre los participantes de dicha cita "igual que al resto de la gente de Saitama con base en la ley de epidemias".

Las declaraciones de Kumagai y Ono se producen un día después de que su homólogo de Ibaraki (al norte de Tokio), Kazuhiko Ooigawa, dijera que Japón debería plantearse posponer de nuevo los Juegos o incluso cancelarlos, debido a que no ve posible "ganarse el entendimiento de los japoneses ni de la comunidad internacional para celebrar unos Juegos en medio del colapso del sistema médico".

Poco antes, el gobernador de Kanagawa (al sur de la capital) ya había señalado que no dará trato preferencial a los olímpicos mientras el sistema hace frente a una cuarta ola de infecciones por la que se mantendrá en vigor al menos hasta finales de mes un estado de emergencia en las zonas más pobladas del país, entre ellas Tokio.

Contar con suficiente personal y recursos médicos para atender posibles casos de covid entre los atletas olímpicos se ha convertido en el nuevo gran problema para Tokio 2020 a dos meses y medio de la inauguración del evento y mientras el país registra cifras récord de pacientes graves de covid-19 que requieren cuidados intensivos.

Según los datos más recientes del Ministerio de Salud, un récord de 1.214 pacientes de covid requerían asistencia respiratoria en el país hasta este miércoles.

Las críticas a los Juegos se incrementaron tras filtrarse el plan de desplegar a unos 10.000 sanitarios en esa cita en un momento de enorme presión sobre el sistema sanitario nacional.