Tras el partido, Finch reconoció que estaba "frustrado y enfadado" con la actuación arbitral y que entendía que sus jugadores también mostrarán su enfado.

REDACCIÓN DEPORTIVA.- El base español de los Minnesota Timberwolves, Ricky Rubio, declaró en la noche del viernes a EFE que los árbitros no estuvieron acertados en parte del partido que su equipo perdió ante los Miami Heat por 121-112 y en el que el jugador recibió una técnica.

Además de la de Rubio, los árbitros castigaron a los Wolves con otras cuatro técnicas: una al entrenador, Chris Finch, otra al pívot Karl-Anthony Towns y dos al base D'Angelo Russell, lo que motivó su expulsión del partido.

Tras el partido, Finch reconoció que estaba "frustrado y enfadado" con la actuación arbitral y que entendía que sus jugadores también mostrarán su enfado.

Ante los Heat, Rubio firmó otra buena noche, con 16 puntos, 3 rebotes, 9 asistencias y 2 robos de balón.

Una vez acabado el encuentro, Rubio dijo a EFE que aunque no estaba frustrado, la actuación de los árbitros dejó que desear en momentos del partido.

"Al final queremos ganar pero sabemos que hay factores que no podemos controlar. No ha sido todo el partido, pero si ha habido veces que los árbitros no han estado acertados en mi opinión", dijo Rubio.

"Pero al final, creo que preguntes a quien preguntes, un equipo o el otro dirá que no está contento con el árbitro. Son cosas del juego y se tiene que pasar", añadió.

Rubio quiso quitar peso a su técnica, la primera que recibe esta temporada y la undécima de su carrera en la NBA.

"Sólo dije al arbitro: es la misma falta que no me pitaste. Eso es todo lo que dije". Rubio añadió que tras la técnica le señaló al árbitro que "llevo 10 años en la liga y me he ganado el respeto. Al menos dame un aviso (antes de pitarme la técnica). Aunque entiendo que el momento no era el adecuado. Supongo que pagué el precio".

Sobre las declaraciones de la joven promesa de los Timberwolves, Anthony Edwards, que el miércoles confesó a EFE que estaba deseando poder viajar a España con Rubio y el otro español del equipo de Minesota, Juancho Hernangómez, y aprender el idioma español con fluidez, Ricky señaló que el viaje se producirá "en algún momento".

"Con las restricciones que hay ahora mismo no sé si podría venir o no. En algún momento o en otro nos juntaremos en España. Es un jugador que tiene mucho carisma, que quiere aprender y además es joven y tenemos muy buen relación", explicó Rubio.

Edwards, el número 1 del draft de 2020, es también el más firme candidato en estos momentos ha hacerse con el título de "rookie" del año en la NBA.