Durante la ceremonia, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, pidió un momento de silencio "por todos los familiares y amigos que hemos perdido" a causa del coronavirus.

TOKIO.- La inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 sin duda fue de las ceremonias más especiales, no solo por realizarse en medio de la pandemia de coronavirus o los espectáculos para mostrar la cultura de Japón, sino también por el homenaje para todas las personas que fallecieron a causa del covid-19.

Durante la ceremonia, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, pidió un momento de silencio "por todos los familiares y amigos que hemos perdido" a causa del coronavirus.

En la inauguración, los organizadores agradecieron a los trabajadores de salud y médicos, por su labor durante la pandemia y también mostraron un video para resaltar los retos del confinamiento, como el retraso de los Juegos Olímpicos y el que los atletas entrenaran en aislamiento. "Hoy es un momento de esperanza.

Sí, es muy diferente de lo que todos nosotros imaginábamos. Pero por fin estamos aquí todos juntos. Han luchado y perseverado, nunca se rindieron. Hoy están haciendo realidad sus sueños olímpicos", dijo Thomas Bach en el discurso de apertura. Los espectáculos comenzaron con bailarines danzando separados, para representar el distanciamiento social a que el mundo se ve obligado por la covid-19. La ceremonia estuvo marcada por las ausencias de altos cargos, entre ellos el ex primer ministro Shinzo Abe, que atrajo los juegos a Tokio.

Los principales patrocinadores también se mantuvieron al margen, lo que pone de manifiesto la fuerte oposición al evento en un Japón afectado por el covid-19. Solo un tercio de la población de Japón ha recibido una dosis de las vacunas contra el covid-19, lo que hace temer que los juegos se conviertan en un acontecimiento de gran propagación de la enfermedad. Más de 100 personas relacionadas con la cita deportiva ya han dado positivo.