El estelar de los Lakers justificó su acción afirmando que “hay una diferencia entre apoyar a tu equipo y cruzar una línea con gestos y palabras, cosas que yo no le diría a un aficionado y que ellos no deberían decirle a un jugador".

Indianapolis.- La estrella de la NBA, perteneciente a la plantilla de los Angeles Lakers, LeBron James, se quejó contra dos fanáticos de los Pacers, durante el tiempo extra del partido en la jornada del 24 de noviembre del 2021, en Indiana y estos fueron retirados por la seguridad.

James señalo a una pareja que estaba sentada en primera fila ante los árbitros como que estos lo habían insultado y fueron obligados a salir por la seguridad. La dama hizo varios gestos, se mostraba enfadada y al parecer lloraba.

El estelar de los Lakers justificó su acción afirmando que “hay una diferencia entre apoyar a tu equipo y cruzar una línea con gestos y palabras, cosas que yo no le diría a un aficionado y que ellos no deberían decirle a un jugador".

James estaba de regreso por primera vez tras la segunda expulsión de su carrera, ocurrida en el partido del domingo contra Detroit Pinston, el jugador de 36 años fue vital en la victoria de su equipo en tiempo extra 124-116 sobre Indiana Pacers.

Sobre la situación con Stewart

James también brindó más detalles sobre su propia expulsión el domingo, revelando que no había hablado con Stewart desde el incidente que dice que fue estrictamente "accidental".

"Fui a disculparme con él y ustedes vieron lo que pasó después", dijo James.

"Definitivamente fue accidental, no soy ese tipo de jugador. Odio ver lo que se intensificó después de eso. Pensé que merecía una expulsión por lo que pasó después... pero una suspensión, no pensé que estuviera justificada".