OAKLAND.-  El abridor de los Angelinos de Los Ángeles, Matt Shoemaker, tuvo que ser sometido a una operación para detener una hemorragia intracraneal como consecuencia del pelotazo que recibió ayer, domingo, durante el partido que su equipo disputó en Seattle frente al local de los Marineros.

Shoemaker fue operado en el Centro Médico de la Universidad de Washington, en Seattle, y el entrenador atlético del equipo, Adam Nevala, se mantendrá con el pelotero hasta que éste pueda viajar de regreso al sur de California.

El gerente general de los Angelinos, Billy Eppler, ofreció información actualizada sobre el lanzador hoy lunes, en Oakland, al decir que a Shoemaker se le habían realizado tomografías computarizadas cada dos o tres horas hasta que una tercera imagen mostró un aumento en el sangrado.

Fue entonces que los médicos determinaron que el siguiente paso debería ser la operación.

Shoemaker recibió el pelotazo con un hit de linea de Kyle Seager, una pelota que registró una velocidad de 169 kilómetros por hora.

El abridor logró girar la cabeza ligeramente para evitar un golpe directo al rostro, pero no pudo colocar a tiempo el guante en la trayectoria de la pelota que al final le golpeó con dureza