La FIFA recordó que el antiguo estadio, que fue construido en 1988, albergó previamente partidos de clasificación para la Copa Mundial

Madrid.- Las selecciones femeninas de Australia y Canadá estrenaron este martes en un amistoso, saldado con victoria de las canadienses por 1-2, el reconstruido estadio de Sídney, a poco menos de un año para la inauguración del Mundial de Australia y Nueva Zelanda, en el que será una de las sedes.

Con capacidad para 42 mil 500 espectadores y situado a muy poca distancia del distrito financiero de Sídney, el recinto es el único completamente nuevo de los que se utilizarán en el Mundial de 2023, cuyo sorteo se celebrará en Auckland el 22 de octubre.

Además de Sídney y Auckland, el Mundial contará con Wellington, Perth, Melbourne, Hamilton, Dunedin, Brisbane y Adelaida como sedes.

La FIFA recordó que el antiguo estadio, que fue construido en 1988, albergó previamente partidos de clasificación para la Copa Mundial, grandes finales de las ligas australianas masculina y femenina y la final del torneo olímpico de fútbol de los Juegos Olímpicos de Sídney 2000.