Leo Messi le rompió el corazón a muchos fanáticos del Barcelona cuando confirmó que realmente dejaba el equipo.

REDACCIÓN.- El objeto que el astro argentino Lionel Messi usó para secarse las lágrimas durante la conferencia de prensa en la que anunció que dejaba el club español fue rescatado por una persona y ahora será subastado.

En el pasado, el suéter de Kurt Cobain (y un plato sucio firmado por él), los tenis Air Jordan 1 de Michael Jordan y los primeros Yeezy de Kanye han llegado a superar el millón de dólares al ser vendidos en subastas, y eso es lo que este vendedor misterioso quiere lograr con el pañuelo desechable que contiene las lágrimas de uno de los mejores jugadores de fútbol en la historia.

Realmente no hay nada especial con este pañuelo desechable, es blanco, de papel y como cualquiera que puedes comprar por unos pocos pesos en la farmacia o el supermercado, pero fue tocado por Messi, fue parte de un momento histórico y el vendedor dice que, además, tiene material muy valioso.

Al anunciar que estaría vendiendo el kleenex por la asombrosa cantidad de1 millón de dólares en varios sitios web, el vendedor explicó que supuestamente recogió el pañuelo después del final de la conferencia que anunció el traslado de Messi al Paris Saint-Germain F.C., y señala que el valor es tan alto debido a que contiene el "material genético" de Messi, que después se puede usar para hacer un clon de la estrella del fútbol.

Para tener un poco de contexto, esta no es la única servilleta valiosa que ha sido parte de la historia de Messi. Se dice que el jugador argentino firmó su primer contrato con el Barcelona en una servilleta de papel, después de una sesión con el legendario futbolista español Carles Rexach, quien no dudó en admitirlo después de verlo en el campo, por lo que el secretario técnico del equipo pidió una servilleta para que firmaran en ese momento.

Leo Messi le rompió el corazón a muchos fanáticos del Barcelona cuando confirmó que realmentedejaba el equipo. El argentino dio una rueda de prensa en la que reveló que, después de 20 años, tendría un cambio en su carrera que lo llevaría a jugar para el Paris Saint-Germain Football Club (PGS), dando inicio a una nueva era.