Con su victoria, los Warriors (5-2) se afianzan segundos en la División Pacífico detrás de los Clippers de Los Ángeles, que esta noche vencieron 111-80 a los Trail Blazers de Portland.

OAKLAND.- El escolta Klay Thompson encestó sus primeros siete tiros y anotó 20 puntos, incluidos 18 en el cuarto inicial, que ayudaron a los Warriors de Golden State a ganar 116-95 ante los Mavericks de Dallas, que jugaron partidos en noches consecutivas.

Con su victoria, los Warriors (5-2) se afianzan segundos en la División Pacífico detrás de los Clippers de Los Ángeles, que esta noche vencieron 111-80 a los Trail Blazers de Portland.

Pero el líder del ataque del equipo de Golden State fue el alero Kevin Durant, con 28 puntos, y tuvo el apoyo del base Stephen Curry, que llegó a los 24 tantos, pero estuvo lejos de los 13 triples que había anotado en el partido anterior ante los Pelicans de Nueva Orleans.

Los diezmados Mavericks (2-4) volvieron a tener como líder de su ofensiva al alero Harrison Barnes, exjugador de los Warriors, que en su vuelta al Oracle Arena anotó 25 puntos.

El escolta Justin Anderson aportó 16 y el ala-pívot Dwight Powell se acercó al doble-doble con 14 puntos y nueve rebotes para el equipo tejano, que siguen sin el alero alemán Dirk Nowitzki, baja por lesión.

El escolta-alero novato argentino Nicolás Brussino jugó 24 minutos como reserva de los Mavericks y aportó tres puntos al anotar 1 de 4 tiros de campo, incluido un triple en tres intentos, capturó dos rebotes, dio dos asistencias, recuperó dos balones y perdió otros dos.

El base puertorriqueño José Juan Barea, que la noche anterior salió de titular en el partido ante Lakers de Los Ángeles, no jugó por decisión del entrenador de los Mavericks, Rick Carlisle, que le dio descanso.