Uno de los vehículos de la estrella portuguesa ha sufrido un percance en Mallorca. Se investiga si era un empleado del jugador el que conducía

REDACCIÓN.-  Un Bugatti Veyron de la estrella portuguesa Cristiano Ronaldo, término destruido, tras un empleado del futbolista haberse estrellado contra un muro; el vehículo costó un millón y medio de euros y más de 1.000; según informó Diario de Mallorca.

En el auto viajaban un empleado del futbolista y un acompañante, señaló el medio internacional.

Indicaron además que «las huellas de neumáticos tras la frenada, avanzó en línea recta hacia la pequeña construcción».

En tanto, la Guardia Civil profundiza las circunstancias del incidente. Según se informó, el conductor perdió el control.

Se recuerda que Ronaldo es un aficionado a los deportivo. El coche «es uno de los 450 ejemplares del Veyron comercializados durante 10 años».

Además, cuenta con «un motor 8.0 W16 de cuatro turbos y con una potencia de 1.001 CV. Acelera de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos y alcanzaba una velocidad punta de 407 km/h», de acuerdo con fuentes.

El suceso ha tenido lugar en la urbanización de Sa Coma, en Bunyola. El deportivo de Ronaldo se estrelló contra la entrada de una casa de campo, en una zona donde se encontraban las bombonas de butano, informa el Diario de Mallorca.