Desde el primer cuarto Butler fue imparable para Boston, firmando una de las mejores actuaciones de su carrera tras dos rendimientos flojos en las derrotas previas de Miami, que habían tenido al Heat por debajo de los 90 puntos.

REDACCIÓN.- Las Finales de la Conferencia Este podían terminarse este viernes si Boston Celtics ganaba en su estadio, pero habrá un capítulo más por obra y gracia de Jimmy Butler. El líder de Miami Heat encestó 47 puntos en una noche histórica en el TD Garden para la victoria de los suyos por 111-103 que empató la serie en 3-3.

Desde el primer cuarto Butler fue imparable para Boston, firmando una de las mejores actuaciones de su carrera tras dos rendimientos flojos en las derrotas previas de Miami, que habían tenido al Heat por debajo de los 90 puntos.