La fanaticada del Licey aprovechó los minutos de silencio y oscuridad para lanzar coros de victoria a su equipo, que se imponía 4 a 1 a los Leones.

SANTO DOMINGO.- Un apagón de unos minutos sorprendió a los fanáticos que acudieron al Estadio Quisqueya a presenciar el encuentro entre los dos equipos de la capital, Tigres del Licey y Leones del Escogido.

Finalizando el octavo inning, los asistentes para la tanda dominical en el estadio Quisqueya Juan Marichal se vieron en la obligación de encender sus celulares para iluminar el lugar, lo que no mermó la emoción del juego, que se disputaba el campeonato de la ciudad entre los rivales del equipo azul y la novena escarlata.

Ya desde el momento en el que la energía eléctrica abandonó las instalaciones del estadio, los Tigres vencían cuatro carreras a una al equipo rojo, mientras su fanaticada aprovechó los minutos de silencio y oscuridad para lanzar coros de victoria a su equipo.

Mientras que para algunos fue un momento más de la emoción del juego, para otros ciudadanos fue motivo de denuncia, ya que, según manifiestan, no es posible que ocurra esta situación ante un evento de este tipo y con el estadio lleno de personas.