El primer tiroteo, que dejó tres víctimas, ocurrió en el borde del distrito Deer, una zona de bares y restaurantes donde suelen formarse multitudes para ver grandes eventos deportivos por televisión.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.-  Al menos veinte personas resultaron heridas en dos tiroteos en el centro de Milwaukee cerca de un distrito de diversiones donde miles de personas miraban el partido de los Bucks con los Celtics de Boston por las semifinales de la NBA, dijeron las autoridades. Aparentemente, ninguno de los heridos corría peligro de perder la vida.

El primer tiroteo, que dejó tres víctimas, ocurrió en el borde del distrito Deer, una zona de bares y restaurantes donde suelen formarse multitudes para ver grandes eventos deportivos por televisión.

El Departamento de Bomberos dijo que las autoridades llevaron al hospital a dos personas, un hombre de 30 años y una niña de 16, mientras que una tercera fue al hospital por sus propios medios. La policía dijo que arrestó a un hombre de 29 años.

El Departamento de Bomberos de Milwaukee confirmó que un hombre y una mujer baleados fueron transportados al hospital el viernes por la noche, mientras que una tercera persona condujo hasta allí. Los tres tienen lesiones que no ponen en peligro la vida.

La policía dijo que un hombre de 29 años está bajo custodia.

"El incidente tuvo lugar fuera del área de Deer District", dijo el director de comunicaciones de los Milwaukee Bucks, Barry Baum, en un comunicado a ESPN. "Dirigimos todas las preguntas al Departamento de Policía de Milwaukee".

En otro tiroteo, dos horas después y a pocas cuadras del primero, resultaron heridas 17 personas. La policía detuvo a 10 personas e incautó nueve armas de fuego, informó la televisora WTMJ. En principio no se supo si había relación entre los dos tiroteos o si participaron algunos de los aficionados que miraban el partido.

Testigos dijeron a WTMJ que vieron una pelea fuera de un bar después del juego. Bill Reinemann, empleado de una playa de estacionamiento adyacente al Deer, dijo que escuchó disparos, pero no vio heridos ni a quién los efectuaba. “Sonaron de seis a ocho disparos”, dijo. “Fue muy cerca”.

Después de los disparos, decenas de personas corrieron hacia el Deer. Reinemann, que trabaja en la playa desde hace 18 años, permaneció en el sitio a pesar de que fans de los Bucks pasaban corriendo con cara de miedo. “El incidente tuvo lugar fuera del distrito Deer”, dijo el vocero de los Bucks, Barry Baum, y remitió las preguntas a la policía. Boston derrotó a Milwaukee para forzar un séptimo partido de la serie que se disputará el domingo por la noche en Boston.