Williams comparó la influencia de la ausencia de Messi en el Barça con la baja de Aritz Aduriz que sufrió hace un año el Athletic tras la retirada del atacante donostiarra.

REDACCION INTERNACIONAL.- Iñaki Williams, delantero del Athletic Club, considera al FC Barcelona, al que recibirán el sábado en San Mamés, "un grandísimo equipo" que tiene "jugadores de sobra para suplir" a Leo Messi tras la marcha del astro argentino al París Saint Germain.

"Es diferencial, pero no nos tiene que influir si está o no. Nos ha hecho mucho daño, pero también les hemos ganado con él presente, como en la semifinal de la Supercopa", recordó el jugador del conjunto bilbaíno en la rueda de prensa que ofreció tras el entrenamiento de este jueves en Lezama.

Williams comparó la influencia de la ausencia de Messi en el Barça con la baja de Aritz Aduriz que sufrió hace un año el Athletic tras la retirada del atacante donostiarra.

"Nosotros tuvimos la marcha de Aduriz y es un punto en el que nos ha costado reforzarnos. Pero al Barça hay que valorarle como un grandísimo equipo y debemos hacerle frente con nuestras armas", incidió el '9' del Athletic.

Uno de los "alicientes" extra que tendrá esta cita para los jugadores de Marcelino García Toral será el regreso del público a 'La Catedral', con aforo limitado al 20 por ciento por las restricciones sanitarias, después de 538 días con las gradas vacías a causa de la pandemia del coronavirus.

"Sé que San Mamés va a rugir. A pesar de que solo habrá un 20 por ciento -cerca de 11 mil aficionados-, la gente que va a poder entrar nos va a dar ese empujón. Cuando equipo y afición estamos unidos somos muy poderosos", destacó un Williams ilusionado de volver a encontrarse "con nuestra familia".

"Queremos que disfruten de un buen partido y que tengan ilusión por este equipo. Seguro este año vamos a hacer cosas importantes. Nos van a ayudar y con trabajo y esfuerzo sacaremos algo positivo. El equipo llega muy bien y estamos preparados para enfrentarnos a cualquier rival", recalcó Williams.

Por otro lado, a nivel personal el delantero comentó que en los entrenamientos y en sus charlas con Marcelino el técnico asturiano "más que en el juego" para mejorar su eficacia goleadora le "está insistiendo" en el aspecto mental para tratar de no exigirse "más de lo que requiere el juego".

"Me centro en lo que puedo hacer: desmarques, rupturas, ser un incordio para la defensa... Cuando consiga hacer eso acabarán entrando. Jugamos un estilo que me beneficia y es lo que me pide el 'mister', que percuta porque así es cuando voy a tener ocasiones", explicó.

En ese sentido, Williams aseguró que no se siente "presionado" para tener que tomar el relevo de Aduriz como referencia goleadora porque ambos son "totalmente diferentes" y añadió, además, que se siente reforzado anímicamente por la "confianza" y el apoyo que le ofrecen el técnico y sus compañeros.

"Soy consciente de lo que soy y ellos saben lo que soy. No es algo que me tenga que meter más presión. El equipo tiene que explotar mis virtudes y yo acercarme a lo que el 'mister' me pide, que es un juego vertical. Ahí es donde suelo ser diferencial con el resto", concluyó.