En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Destacan amor de Manolo Quiroz por su familia

Destacan amor de Manolo Quiroz por su familia
Destacan amor de Manolo Quiroz por su familia
Don Manolo Quiroz, director de Color Visión

Don Manolo Quiroz, director de Color Visión

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El sepelio este miércoles de Manolo Quiroz en el cementerio Cristo Redentor fue una emotiva despedida de parientes y amigos que destacaron su sencillez, su trato afable, su espíritu conciliador  y principalmente su gran amor por la familia.

Frente al féretro de uno de los pioneros de la televisión a colores en el país, su hermano y tocayo Manuel A. Quiroz pronunció las palabras de despedida. A continuación, el texto íntegro:

Aunque quizás muchos conocieron a Manolo Quiroz por el papel protagónico que tuvo en la historia de la televisión dominicana, donde se le considera emprendedor y pionero, en este triste momento de su partida es importante rememorar algunas de sus diferentes facetas personales y profesionales que quizás no son del todo conocidas.

A pesar de la trascendencia en el área de la televisión y en otros muchos aspectos que la sociedad le reconoce y por los cuales fue distinguido, para nosotros el elemento más significativo de su vida fue su devoción, su solidaridad y su entrega sin límites a su familia.

Con apenas 15 años y recién iniciado en su primer trabajo como telegrafista, Manolo se hizo cargo por completo de la manutención  y la sostenibilidad económica de sus hermanos y hermanas menores hasta que éstos pudieron por sí mismo comenzar a sostenerse, y lo más admirable es que no lo hizo por requerimiento alguno, sino por decisión plena y espontánea de su sensible corazón.

Joven y apuesto, renunció a los devaneos y placeres personales que le serían propios y naturales para cualquier hombre de su edad que comenzaba la vida productiva, a fin de no descuidarse en lo mas mínimo en la protección de sus hermanas y hermanas, que desde entonces con justo sentido de gratitud le amaban y admiraban como un padre que les guió y protegió paso a paso.

Estos apuntes de historia familiar los damos a conocer con amor y orgullo y es probable que para muchos resulten una revelación porque jamás Manolo hablaría de ello por su discreción, pero sobre todo porque las obras que se hacen de corazón, por conciencia y por inspiración de un espíritu generoso no necesitan publicidad ni difusión

Desde entonces su desprendimiento lo reveló como lo que sería a lo largo de su existencia: un ser humano noble de espíritu y pronto comenzaría a tener recompensas, no buscadas pero sí muy merecidas, ya que gracias al Altísimo,  a su innato talento y a su dedicación sobresaldría en diferentes vertientes.

Sus manos diestras y sensibles siempre han estado en conexión con la creatividad, el arte y la naturaleza, desde aquellos días de sus años mozos, cuando por su talento y dedicación se convirtió en uno de los telegrafistas más rápidos de la época al operar el código o alfabeto Morse, que en ese entonces era el medio más avanzado de comunicación, en un período en que aun nadie podría imaginar  lo que llegaría a ser, con el paso de los años y la investigación, el prodigioso y cambiante mundo de la tecnología.

Más adelante, en base al estudio, el conocimiento y el desarrollo de su innata vena artística, sus manos y su mente alcanzaron el virtuosismo con la creación en la pintura y la escultura, además de incursionar como escenógrafo y director del programa Martes de Montecarlo.

A pesar de las limitaciones técnicas de la época en la televisión, este programa de variedades y de gran colorido, alcanzaba altos niveles y estándares en su producción, al punto de que, sin exageración alguna, y en una imaginaria extrapolación a la época actual, podría verse compitiendo frente a grandes producciones que cuentan con novedosos recursos audiovisuales.

Pero más trascendente que hacer un recuento de esta fructífera trayectoria, es aprovechar esta oportunidad en que estamos reunidos en este camposanto, para el postrer tributo de cariño y admiración al ser humano que nunca se dejó deslumbrar ni empequeñecer por la vanidad y la arrogancia que en seres pequeños fomenta la gloria personal.

Siempre en bajo perfil, sin búsqueda de reconocimientos ni conflictos con nadie, porque fue siempre un hombre de paz y armonía, su mayor virtud fue la humildad y la sencillez, además de la invariable solidaridad con todos sus amigos, familiares y relacionados.

Además de sus dotes artísticas, Manolo fue un decidido defensor de la libertad, la independencia y la soberanía nacional. Por eso, no vaciló en cooperar en la etapa inicial de la revolución de abril de 1965, facilitando un transmisor secundario para que el movimiento rebelde mantuviera una radio de comunicación con el pueblo, luego de que Radiotelevisión Dominicana fuera silenciada por bombardeos de la aviación de la base de San Isidro que se oponía al retorno de la constitucionalidad mancillada con el golpe de Estado que depuso al gobierno del profesor Juan Bosch.

Las fuerzas del poder intolerante y recalcitrante le pasarían luego la cuenta por su gesto patriótico cuando fue cancelado mientras estaba en Francia estudiando televisión a colores mediante una beca que por haber sido concedida a través de un ente oficial, debió ser respetada. Pero esa infamia, en lugar de disminuirlo, impulsaría sus innovadoras ideas de montar en el país un canal de televisión privado que con la ayuda del empresario Popy Bermúdez se convertiría en Color Visión, la primera planta de televisión a colores del país.

Un rasgo admirable de su personalidad era su invariable serenidad, su capacidad de escuchar detenidamente todas las posiciones, todos los reclamos y desacuerdos y, después de un silencio que en ocasiones desconcertaba y que en principio no se comprendía, exponer sus ideas y pensamientos, siempre dirigidos a la búsqueda del diálogo, la conciliación y salidas tan armoniosas como inteligentes.

La reciedumbre de su carácter y esta paz interior que era fortaleza en lugar de debilidad, además del gran respeto de que gozaba, permitían desamar a los espíritus más exaltados y en no pocas oportunidades logró solucionar conflictos que por enconos, incomprensiones y recelos son frecuentes por la diversidad de personalidades que concurren en el mundo de la televisión.

Otra gran característica de Manolo fue su amor por la naturaleza, especialmente por el mar, con el cual mantuvo durante décadas una singular comunicación y un disfrute, que comenzaba con la contemplación y que llegaba con plenitud al espíritu con fortaleza e iluminación.

Es probable que en este momento las olas en el litoral de Palmar de Ocoa, que fue durante un largo tiempo su cautivante refugio, se agiten con mayor fuerza para unirse a este tributo de despedida a quien se nutría y deleitaba hablando al mar con su mirada y un afectivo toque personal.

Teniendo a su disposición medios económicos alcanzados de forma legítima, por su talento y trabajo creativo, sin embargo su filosofía de vida se orientó siempre a la merecida comodidad, pero nunca hacia el lujo y la ostentación porque fue un ser es sencillo y auténtico, lo que le granjeó fraternales afectos y amigos de toda una vida.

Manolo, cuánta tristeza nos embarga en este día en que ya no contaremos con tu abrazo afectivo, con esos encuentros cariñosos en tu casa en que eras un anfitrión exquisito junto a Francia, pero nos fortalece tu imagen y tu gran devoción familiar.

Yo particularmente estoy estremecido y con una gran congoja. Ya no volveré a oír aquellas presentaciones que hacías de mí, diciendo a tus amigos que yo era tu hermano, dando a esta expresión un tono de orgullo tan tierno y entrañable que llegaba  a lo más profundo de mi alma. Manolo, perdurarás por siempre en nuestros corazones, no como un recuerdo susceptible de menguar con el tiempo, sino como una estampa firme e indestructible, como tu amor y tu gran obra de bien. Descansa en paz, querido hermano.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *