En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Detienen a mujer en metro de New York por inexplicable agresión racista

NEW YORK.- Un grupo de pasajeros se vio obligado a retener este miércoles a una mujer identificada como Anna Lushchinskaya, de 40 años, que empezó a agredir sin aparente motivo a otra mujer con un paraguas en un vagón del metro de Nueva York (EE.UU.), según se aprecia en una serie de videospublicados este jueves por uno de los testigos en su cuenta de Twitter.

En la primera grabación se observa cómo la mujer empieza a insultar, sin razón aparente, a otra pasajera de origen asiático, a la que golpea en la mano. A continuación la agresora se quita las gafas de sol y los guantes, se recoge el pelo con una goma y saca un paraguas de su bolso, mientras le propina puntapiés a su víctima, que se protege. Varios pasajeros intervienen para aplacar la agresión de Lushchinskaya, que golpea con el paraguas a la pasajera, mientras le lanza improperios.

En el segundo video se ve cómo los presentes intentan pararle los pies a la agresora, que sigue golpeando e insultando a la mujer. En determinado momento, la agresora hace ver que llama por teléfono y le lanza un escupitajo, pronunciando después un insulto racista que provoca el enfado y la indignación de muchos pasajeros.

ADVERTENCIA: Las siguientes imágenes pueden herir su sensibilidad

ADVERTENCIA: Las siguientes imágenes pueden herir su sensibilidad

Ante la insistencia de Lushchinskaya, el autor del video decide inmovilizarla hasta que llegaron varios agentes de Policía y la arrestaron.

La víctima de la agresión habló sobre el incidente con los medios locales, aunque prefirió no revelar su identidad. “Tuve suerte porque [la agresora] no iba armada con un cuchillo o una pistola, o algo por estilo, dijo a ABC.

Asimismo, dio las gracias a otros pasajeros, especialmente a un joven de origen asiático que fue el primero en defenderla mientras el resto estuvo grabando con sus celulares. “Simplemente se puso delante de mí para ayudarme porque sé que el resto estuvo grabando, pero sus grabaciones no ayudaron en nada sino hasta después, cuando la situación se agravó”, senaló.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *